Altercados Clasico

Violentos enfrentamientos cerca del Camp Nou mientras se celebraba el Clásico

Violentos enfrentamientos entre manifestantes y la policía antidisturbios estallaron fuera del estadio Camp Nou cuando se disputaba el Clásico del fútbol español.

Las autoridades buscaron evitar que el movimiento separatista de Cataluña interrumpiese la celebración del partido, con miles de oficiales y guardias desplegados dentro y alrededor del estadio.

Pero la policía antidisturbios se vio obligada a usar porras para mantener a la multitud alejada mientras se desarrollaba la violencia. Los manifestantes arrojaron objetos a los oficiales alineados detrás de los escudos y otros manifestantes lucharon entre ellos.

Se informó que al menos 12 personas resultaron heridas y dos fueron arrestadas luego de los enfrentamientos en Barcelona el miércoles por la noche.

Se incendiaron contenedores de plástico, y el olor a humo entró en el Camp Nou y cuando terminó el encuentro, se indicó a los aficionados que se fueran al lado sur del estadio para evitar los enfrentamientos afuera.

Los independentistas buscaron promover su apuesta por la independencia utilizando la cobertura mediática del partido entre el FC Barcelona y el Real Madrid.

El Clásico fue pospuesto desde el 26 de octubre en medio de violentas protestas de los separatistas. Cuando las multitudes entraron al estadio de fútbol más grande de Europa, los guardias de seguridad confiscaron máscaras de la estrella argentina de Barcelona, ​​Lionel Messi, a los partidarios, aparentemente para asegurarse de que pudieran ser identificadas en cámaras de circuito cerrado si violaban la ley.

Y cuando comenzó el encuentro, que terminó sin goles, algunos aficionados levantaron carteles azules que decían «España, siéntate y habla» y «Libertad». Otros cantaban, en catalán, «Libertad para los presos políticos». 

Los independentistas también lanzaron pelotas de playa al campo y levantaron pancartas con el mensaje «España, siéntate y habla». Los organizadores de la protesta dijeron que más de 25,000 personas se inscribieron para manifestarse cerca del estadio en Barcelona.

Hubo un ambiente festivo antes del partido, aunque algunos manifestantes bloquearon las carreteras principales hacia el estadio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: