Ventajas de tener un seguro de impago de alquiler

Las ventajas de tener un seguro de impago de alquiler

Muchos propietarios optan por el alquiler de viviendas como una forma de generar ingresos adicionales, evitando el deterioro del inmueble producto del abandono. Sin embargo, no son pocas las malas experiencias que han tenido los arrendadores, ante la irresponsabilidad en el cuidado de la infraestructura y el incumplimiento de los pagos por parte del inquilino.

Esta situación puede ocurrir por diferentes causas y resulta impredecible, siendo el propietario quien debe resguardarse ante eventualidades como incumplimientos del contrato, impago y daños a la propiedad.

¿Cómo protegerse ante una situación de impago? Sin duda, la solución más simple para evitar las molestias ocasionadas por la falta de pago de algún inquilino es la contratación de un seguro de impago de alquiler. Este tipo de seguro ofrece la tranquilidad de servir como respaldo ante diferentes situaciones, por ejemplo:

  • Reparación de los daños relacionados con vandalismo por parte de inquilinos.
  • Asesoramiento y defensa jurídica en caso de reclamos por incumplimiento de contrato.
  • Cobro del alquiler cuando el inquilino incumple con su responsabilidad.

Ventajas de contratar un seguro de impago de alquiler

Para dar seguridad a los propietarios, existen pólizas de seguro especializadas en garantizar una cobertura de la cantidad de dinero del alquiler, mientras se tramita el desahucio. Además, estos seguros suponen una serie de beneficios adicionales y ventajas que se deben tomar en consideración.

Seguro de impago de alquiler

Asistencia y defensa jurídica

Cuando el propietario se ve en la necesidad de realizar una reclamación por daño en la propiedad, incumplimiento de lo establecido en el contrato de arriendo, desahucio y defensa penal, el seguro de impago provee el servicio sin que esto represente ningún coste adicional. 

Adicionalmente, existe la posibilidad de que el mismo seguro se encargue de evaluar a los potenciales inquilinos y ayuden a seleccionar al más adecuado.

Al contratar esta clase de seguros se tiene a disposición un canal de asistencia en el hogar de manera permanente. 

Resguardo en caso de impago

La ventaja principal de contratar un seguro de impago es justamente recibir los pagos en caso que el inquilino por algún motivo deje de hacerse cargo de la responsabilidad por un determinado lapso de tiempo.

El seguro comienza a funcionar en el momento en que se realiza la declaración de impago, terminando la prestación cuando el inquilino abona todas las rentas atrasadas y reanuda los pagos. Hay un límite de tiempo establecido para esto, y por lo general la aseguradora se encargará de gestionar y ofrecer la asistencia jurídica necesaria para solventar la situación y en última instancia, acompañando al propietario en el proceso de desahucio.

Cobertura de daños

Aunque los casos de morosidad son la principal preocupación, el vandalismo y los daños sobre la infraestructura suelen ser problemas comunes que generan gastos adicionales a los propietarios. Cuando se contrata un seguro de impago, se consigue un pago adicional en caso de robo de objetos y de daños a la propiedad perpetrados por el inquilino, para lo cual se realiza la reclamación correspondiente a nivel jurídico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: