Personal de la FCA crítica fallas de liderazgo en una encuesta

La creciente expansión de los servicios financieros y los mercados digitales convoca a la existencia de autoridades regulatorias. Tal es el caso de la Financial Conduct Authority (FCA), que tiene la responsabilidad de proteger a los usuarios, así como de proveer herramientas preventivas para reducir el riesgo de posibles estafas.

Cada país cuenta con organizaciones encargadas de supervisar el cumplimiento de las leyes y las normas emitidas por cada sistema financiero. A su vez, también se encuentran responsables de promover el desarrollo y la competencia dentro del mercado. Con el avance en las plataformas digitales y el fácil acceso a portales de intercambio, las entidades regulatorias se ven en la necesidad constante de implementar nuevas políticas de seguridad.

Qué es la Financial Conduct Authority (FCA)

La Financial Conduct Authority, es un organismo regulador de los servicios financieros (tanto minoristas como mayoristas) en el Reino Unido. Se financia a través de las tasas que recauda de las empresas y de los miembros del sector. La FCA regula muchos productos de los mercados financieros tales como depósitos, dinero electrónico, acciones y endeudamiento, entre otras.

Durante los últimos años se ha ido transformando en un ente regulatorio cada vez más exigente. De esta forma logra proteger a los consumidores, promueve la competencia entre servicios y mantiene la integridad entre las contrataciones. Funciona independientemente del gobierno e incide en más de cincuenta seis mil empresas.

Internet y las redes sociales han hecho que la puerta hacia las estafas esté siempre abierta. La FCA es una autoridad con muchísimo alcance, y la información sobre los servicios que provee se encuentra detallada en su página web. Esta es una buena forma de prevenir posibles engaños, ya que los inversionistas tienen un portal de control al que recurrir previamente a invertir.

La FCA se convirtió en una referencia mundial en cuanto a la seguridad y la protección de las actividades financieras.  Esto se vio reflejado a través de una de las últimas medidas que tomaron, que rápidamente llegó a las páginas de todos los medios de comunicación. Se trató del detenimiento de operaciones digitales en circulación de la compañía Binance. Esta intervención, que puso un freno a la plataforma del mundo más grande en lo que respecta al intercambio de criptomomedas, dejó en evidencia el enorme poder de acción que tiene la FCA como entidad regulatoria.

Un estudio de caso realizado durante el 2021 registra que la línea telefónica de Ayuda al Consumidor de FCA respondió a 2.000 llamados de personas que declaraban haber sido contactadas por empresas que les ofrecían inversiones. Los supervisores de FCA explican que la mayoría de estas ofertas suelen estar ligadas a operaciones fraudulentas.

Los empleados de la FCA alzan la voz

Durante los últimos meses del 2021 la FCA se vio enfrentada a fuertes reclamos de los empleados de la organización. El personal empuja por su derecho a ser representados por un sindicato independiente que alce la voz y unifique las demandas.

La FCA fue fundada en el año 2013. Sin embargo, recién en octubre del año pasado, se lanzó la petición para que este sindicato sea reconocido oficialmente. La cantidad de personal que se adhirió a este reclamo llamó la atención de los medios que no tardaron en visibilizar la problemática. La fundamental causa de estos reclamos está ligada al desencanto creciente para con los líderes de esta empresa.

El sindicato expresa el enorme malestar de los empleados y cobra fuerza por el aumento de las renuncias en la organización. Luego de haber trabajado incansablemente durante el período de pandemia, los trabajadores se encuentran con propuestas de las autoridades que no los benefician. El nuevo CEO Nikhil Rathi y sus pretensiones de transformación en la empresa trajeron revuelo. Estas afectarían dejando a 3 de cada 4 empleados enfrentados a una reducción del 10% en su salario. Sin embargo, pareciera que estas medidas no se aplicarían a las autoridades.

En efecto, la regulación de los mercados financieros es fundamental para el desarrollo de las economías. Las empresas como la FCA promueven la integridad dentro del circuito de las finanzas. A su vez, estas se ven presionadas a responder a las demandas de sus empleados. Y así, evitar que la estructura interna de una entidad con tanta incidencia en la seguridad de los usuarios, no se desplome.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: