Marcado láser

Marcado láser: Diseño e innovación todo en uno

Una de las aplicaciones más innovadoras y atractivas de la tecnología láser radica en marcar códigos, logos, textos, dibujos, patrones geométricos, palabras, diseños propios… y casi cualquier cosa posible sobre la superficie deseada permanentemente, con un acabado de gran calidad y en poco tiempo. El MARCADO LÁSER se aplica en cualquier tipo de material mediante las herramientas adecuadas al proceso de marcado. Entre sus aplicaciones estrella se encuentran: el marcado de trazos, la rotulación de envases, la personalización de productos y la realización de grabados en joyería (oro y plata incluidos). Para ello, se recurre a MÁQUINAS DE MARCADO LÁSER industrial. Láser Comercial utiliza, por ejemplo, la tecnología Galvo, que se caracteriza por un marcado láser indirecto: el marcado no se realiza con el cabezal láser, sino que se utilizan dos espejos giratorios. Con la misma máquina láser se puede marcar en materiales diversos: acero inoxidable, Zamak, PVC, acero al carbono, metales niquelados, plata, oro, aluminio… Su uso es también válido en las superficies pintadas de acrílico. El principal campo de acción es la personalización de artículos. De este modo es posible tanto grabar una pulsera con el nombre de un ser querido, como incluir una elegante ilustración en una lata de refresco. Sea como sea, en ambos casos, la intención es dar lugar a un producto relativamente único y con cierto grado de distinción.

¿En qué consiste?

Marcar con láser permite etiquetar ciertas piezas con la ayuda de un rayo láser. A menudo se confunde con el grabado láser. Sin embargo, ambos procedimientos son diferentes. A continuación, se explica la diferencia entre uno y otro.De forma general, puede decirse que el marcado láser permite colocar un diseño sin ninguna penetración en el material. En cambio, aunque el grabado láser se utiliza con el mismo fin, su penetración es mucho más evidente, ya que para lograr el marcado traspasa la superficie del material. Algunos equipos láser sirven para ambos procedimientos. Estos equipos cambian la configuración de la máquina para adaptar su velocidad, potencia y frecuencia del pulso láser a la labor de marcado o de grabado.

Funcionamiento del marcado láser

En el marcado, el rayo láser modifica de forma sutil la apariencia del material. Es posible efectuar la marca con un láser de baja potencia. En este caso, el procedimiento utilizado recible el nombre de decoloración. El láser se focaliza en la superficie del material, que calienta hasta el punto en el que la parte interna de la superficie se oxida. Como el grabado es sumamente superficial, si la persona pasa su dedo por encima del objeto, podrá observar que la superficie se mantiene intacta, sin embargo, está marcada (por ejemplo: con una palabra) visualmente. Se suele usar para la inclusión de códigos númericos, códigos QR…

Funcionamiento del grabado láser

En este caso, el rayo láser elimina una parte de la superficie del material. El haz alcanza temperaturas tan elevadas que evaporan la superficie del material. El resultado del grabado se aprecia tanto a nivel visual como táctil. La persona, si pasa su dedo por encima de la superficie, podrá notar una especie de ligera hendidura. Aunque sus aplicaciones son las mismas que las del marcado láser, el grabado se suele destinar para aquellas piezas de las que se espera que estén sometidas a un uso diario, tan continuo que puedan sufrir mucho desgaste. Los materiales, en este caso, más habituales son: el metal y el plástico, pero también la madera, el cuero y el vidrio.

Ventajas del marcado láser

  • El marcado es de gran durabilidad. Es permanente, con lo que resiste el desgaste, el calor y los ácidos.
  • La velocidad del marcado es muy alta. Esto permite que los costes de marcado bajen proporcionalmente ante su elevada productividad.

Materiales que pueden marcarse con láser

  • Metales: Oro, plata, bronce, cobre, platino, titanio, aluminio, acero inoxidable…
  • Plásticos ABS, policarbonato, poliamida, PMMA…

Tipos de láser utilizados

En principio, si el material que se desea marcar es metálico, se recomienda recurrir a un láser de fibra. Si, por el contrario, se trata de material orgánico (tela, madera, cartón…) se aconseja recurrir al láser de CO2. Para materiales como el plástico o el caucho, ambos dos pueden ser igualmente válidos. La longitud de onda del láser es el factor que determina qué clase de materiales puede procesar. En líneas generales, un láser de fibra ofrece más ventajas que un láser de CO2, cuyas longitudes de onda son mayores.

Láser de CO2

Este tipo de láser resulta eficaz para materiales no metálicos: plásticos, textiles, acrílicos, vidriosos, maderas y piedras. Habitualmente se emplea en envases farmacéuticos y alimenticios. También se utiliza en el marcado de tuberías de PVC, materiales de obra, dispositivos móviles, componentes electrónicos… En caso de que, en lugar de marcar se quisiera efectuar un corte (algo que también puede hacerse con el láser), estos son mucho más rápidos y efectivos. Sin embargo, tienen un inconveniente: la energía que consumen, bastante mayor a la consumida por el láser de fibra. Puede haber una diferencia de más de 50 kW entre un láser de CO2 y uno de fibra. Aunque la maquinaria de estos láseres es más económica a priori, el consumo energético hace que el coste del marcado final sea mayor. No obstante, hay materiales con lo que es indispensable su uso.

Láser de fibra

Este láser resulta más adecuado para marcas muy nítidas o de reducidas proprciones: números de serie, códigos de barras… Normalmente se emplean para operaciones de trazabilidad, es decir, para marcar de forma directa ciertos productos. Una de sus ventajas es el mantenimiento: su larga vida útil apenas requiere de unas condiciones de mantenimiento exigentes. Por otro lado, al ser más pequeños que los de CO2, utilizan menos energía, lo que reduce el coste de las labores de marcado. Actualmente, su demanda ha aumentado para aplicaciones industriales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: