Trabajar en hostelería

¿En qué consiste el carnet de manipulador de alimentos y por qué lo necesitas para trabajar en hostelería?

Cualquier trabajador del sector de la hostelería necesita tener el carnet de manipulador de alimentos, un documento certificatorio que se ha convertido en un requisito indispensable, que sirve para acreditar que un trabajador ha recibido la pertinente formación en materia de higiene y seguridad para la correcta manipulación de los alimentos en cualquiera de sus fases.

Aunque todos hemos oído hablar de este documento en más de una ocasión, somos muchos los que tenemos dudas acerca del carnet manipulador de alimentos, apareciendo todo tipo de dudas relacionadas con qué es, en qué consiste, qué sirve o quién lo necesita.

Si este es tu caso y estás pensando en trabajar en hostelería, restauración o cualquier otro sector relacionado con la alimentación, te recomendamos que prestes atención y tomes nota porque a continuación te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre el carnet de manipulador de alimentos.

¿Qué es el carnet de manipulador de alimentos?

El carnet de manipulador de alimentos es un documento que sirve para certificar que una persona ha realizado un curso de formación acerca de la correcta manipulación de los alimentos, lo que le permite desarrollar su trabajo de una forma correcta y totalmente segura, garantizando la higiene de los alimentos y su total seguridad a la hora de consumirlos.  

Para la obtención del carnet es requisito indispensable realizar previamente un curso de formación específico relacionado con la manipulación alimentaria, de forma online o presencial, así como superar un examen final tipo test que sirve para confirmar que la persona conoce todas las pautas para manipular los alimentos correctamente. En caso de no superarlo, se podrá repetir todo el proceso de nuevo sin ningún problema.

Esta formación puede ser impartida por un centro de formación especializado o por la propia empresa, siendo esta última opción la más habitual en los últimos tiempos, con el objetivo de asegurarse que todos sus empleados dispondrán de la formación adecuada para evitar riesgos y prevenir posibles multas, que conllevan a importantes sanciones económicas.

Manipulador de alimentos

Tras su obtención, la persona en posesión del carnet de manipulador de alimentos estará capacitada para manipular los alimentos de forma segura, tanto para él mismo como para el consumidor final.

Una opción es obtener el carnet manipulador de alimentos en https://esht.unidema.com/formacion/manipulador-alimentos-online, la escuela superior de hostelería y turismo que imparte la formación de forma online desde 10 euros, pagando únicamente cuando se haya superado la formación y obtenido el carnet.

¿Es obligatorio el carnet de manipulador de alimentos?

El carnet de manipulador de alimentos es totalmente obligatorio en nuestro país, para cualquier trabajador que entre en contacto con los alimentos en cualquiera de sus fases, comenzando por la producción y terminando en el consumo final.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, el carnet de manipulador de alimentos no solo es obligatorio para trabajar en un restaurante, sino también en supermercados, panaderías, carnicerías, fruterías, transporte de alimentos, empaquetado, conservación, producción, etc. En definitiva, será obligatorio siempre que se vaya a participar en la cadena alimentaria en cualquiera de sus fases.

¿Para qué sirve el carnet de manipulador de alimentos?

El principal objetivo del carnet de manipulador de alimentos es evitar posibles contaminaciones durante el proceso de manipulación, especialmente en alimentos como la carne, el pescado, las verduras y las frutas, que son los más propicios a ser contaminados.

Con este carnet se minimizan los riesgos enormemente y se ofrece una mayor seguridad al consumidor final, que contará con la garantía de que los alimentos que va a consumir han sido manipulados por profesionales con conocimientos en la manipulación alimentaria.

Algo que únicamente es posible con este certificado, que se ha convertido en un elemento indispensable para poder desarrollar una actividad profesional en la que se tenga contacto con los alimentos en cualquiera de sus fases, en mayor o menor medida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: