Discapacidad grados que existen y beneficios

Todo sobre la discapacidad: grados que existen y beneficios obtenidos con cada uno

Hay personas que, por alguna enfermedad contraída, o desde su nacimiento, tienen serias complicaciones para poder desarrollar actividades que otras sí podrían llevar a cabo con total normalidad. Este fenómeno, al que comúnmente se conoce como discapacidad o minusvalía, es algo que afecta en España a un 5,9% de la población, o lo que es lo mismo, a un total de casi 1.800.000 personas.

Casos diferentes para un colectivo al que le resulta más difícil encontrar un puesto de empleo y valerse por sí mismo, sin ayuda de nadie. Cada una de todas esas historias tiene un protagonista diferente, pero todas ellas están rodeadas de dificultades que les afecta tanto a ellos como a sus familiares y personas cercanas. Por eso, es habitual encontrar ciertas ayudas pensadas para hacer que esa dificultad a la que se enfrentan a diario no sea tanta.

Una de las grandes preguntas que se hacen todos aquellos con un familiar afectado por alguna clase de discapacidad es saber a partir de cuánta minusvalía se cobra. Lo cierto es que hay un abanico bastante amplio de beneficios según el grado de discapacidad, con propuestas que van desde una paga por minusvalía variable hasta servicios adicionales de asistencia en el hogar o descuentos en determinados servicios, todos ellos dependiendo del grado indicado en el certificado correspondiente. Equipos como el del Grupo Médico Durango se han encargado de recopilar toda la información indispensable respecto a este punto para no dejar lugar a dudas a las personas interesadas.

Así, gracias a su ayuda, podemos explicarte cuáles son los distintos grados de discapacidad que hay y qué beneficios se pueden obtener cada uno. El Estado y diversas organizaciones han procurado que tanto las personas que cuentan con cierto grado de minusvalía, como sus familias, puedan obtener determinadas ayudas para que su día a día sea algo más llevadero. No son soluciones universales y absolutas, pero sí pequeños empujes para poder seguir llevando un día a día de la forma más normal posible.

¿Qué ayudas se reciben en función del grado de discapacidad?

Lo habitual es que, al obtenerse un certificado de minusvalía en el que se indique un porcentaje igual o mayor al 33%, la persona indicada reciba una serie de ventajas que, generalmente, sean de tipo social, fiscal o laboral. Son beneficios pensados para evitar la exclusión social del individuo y facilitar su integración a pesar de las dificultades que se planteen en su día a día.

Grado de discapacidad

Existen diferentes grados que, al mismo tiempo, están acompañados de diferentes ayudas. Aquí vamos a repasar cada categoría y las bonificaciones correspondientes gracias a la información ofrecida por Durango:

Grado de discapacidad entre el 33% y el 65%

En esta franja, que es la que abarca al mayor número de personas con algún tipo de minusvalía física, sensorial o psíquica, se ofrecen una serie de ayudas esenciales para el día a día. Desde tarjetas de permiso especial para estacionar en plazas para minusválidos, hasta reducción en el IVA para comprar vehículos adaptados, la compensación de gastos de transporte o el descuento del pago de las tasas de la revisión que se lleva a cabo en la ITV.

Asimismo, a los discapacitados en esta franja se les ofrece un carnet municipal de deporte especial para acceder a instalaciones municipales, se les ofrecen programas de vacaciones especiales o descuentos generales en ocio. Por otra parte, también tienen derecho a deducciones en impuestos como el IRPF o el impuesto de matriculación de vehículos, acceso a planes de pensiones o también facilidades para acceder a la adquisición de viviendas de protección oficial (un 33% de estas se reserva a personas con alguna clase de discapacidad).

Además de todo esto, se ofrece asistencia sanitaria en el caso de no contar con recursos suficientes, algunos tratamientos gratuitos y la posibilidad de contar con servicios de asistencia a domicilio o teleasistencia. Por otra parte, familias con padres que tienen alguna minusvalía pueden ser numerosas con solo dos hijos, o incluso el permiso de maternidad puede prolongarse durante 18 semanas si se tiene o adopta a un niño con alguna deficiencia.

Grado de discapacidad del 65% o por encima

Cuando el grado de minusvalía iguala o supera el 65%, se recibe una pensión no contributiva (que puede crecer un 50% si el grado alcanza el 75%). Además de todas las ayudas anteriores, también se suman descuentos en el precio del transporte público, acceso a la tarjeta dorada de RENFE para Grandes Líneas y Cercanías, con la posibilidad de extender el descuento a un acompañante.

También se puede facilitar la jubilación anticipada en estos casos, u ofrecer una prestación económica a la familia por cada hijo afectado con esta clase de minusvalía que sea mayor de 18 años. Por último, aunque no menos importante, se ofrece la posibilidad de disfrutar del bono social de Telefónica, con una reducción del 70% en la cuota de alta de la línea y del 95% en la cuota mensual correspondiente.

Son ayudas que, como decíamos, tratan de hacer algo más fácil el día a día y reducir los costes de muchos de los servicios y productos indispensables para estas personas y su entorno. Aunque queda mucho camino por recorrer para ofrecer algo que garantice un cuidado total y una buena autonomía, al menos es algo que ayuda considerablemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: