Hacer que los niños le pierdan el miedo al dentista

Odontopediatría: la manera de hacer que los niños le pierdan el miedo al dentista

Los niños tienen necesidades que los adultos no, por eso a la hora de tratar cuestiones de salud es ideal que se haga en condiciones agradables y con conocimientos específicos. Por ello, el papel de un odontopediatra en el cuidado de la salud dental de los niños es tan importante.

Cuando los niños tienen problemas bucodentales, no se tratan de la misma manera como se tratan en los adultos. Los más pequeños requieren de cuidados especiales y son estos especialistas los que se encargan del área de la odontopediatría.

Si estás buscando un lugar donde llevar a tus hijos en Madrid, en la odontopediatría Ortoclinik encontrarás un espacio donde todas sus necesidades serán atendidas y podrán sentirse a gusto.

¿De qué se encarga un odontopediatra?

Un odontopediatra es un odontólogo que tiene una preparación mediante un Máster en Odontopediatría y dispone de todos los conocimientos necesarios para trabajar con niños. Además tiene formación sobre psicología infantil, algo importante para tratar a niños con ansiedad o que le tienen fobia al dentista. Para evitar experiencias traumáticas, el odontopediatra se encarga de que el niño pueda sentirse cómodo, en un ambiente agradable y controlado.

¿Qué cuidados ofrece Ortoclinik?

Una de las bases sobre las que se asientan los principios de Ortoclinik, es la importancia que le dan al cuidado de la salud dental de los niños desde su primer año de vida, pudiendo establecer con ellos y con la familia una relación cercana y de confianza. De la misma manera en la que se debe llevar a los niños al médico para los controles de rutina, se aconseja la atención recurrente de un odontopediatra que pueda enseñarle a prevenir problemas futuros y cuidar su salud bucal.

Qué cuidados ofrece Ortoclinik

En relación a esto, en esta clínica dental se implementa el programa preventivo CAMBRA (Caries Management by Risk Asseement), un protocolo para evitar las caries, establecido por la Academia Americana de Odontopediatría en 2010. Este programa permite precisar cuál es el nivel de riesgo que tiene el o los niños de sufrir caries, y se mide en bajo, moderado y alto.

En base al resultado, se elabora un plan específico para cada niño, en el que se disponen distintas medidas: controles dentales cada seis meses; fluorizaciones tópicas en consulta; tests de saliva; selladores; tratamiento de lesiones hipomineralizadas; empastes de caries ya existentes; corrección de malos hábitos orales con aparatos Myobrace; y valoración de necesidad de ortodoncia infantil.

¿Qué tener en cuenta para la primera visita?

Primero que nada se recomienda que el niño tenga su primera visita en Ortoclinik antes del primer año, ya que es importante que el cuidado de su salud bucal empiece cuando todavía es pequeño.

Proteger los dientes de leche garantizará una mejor salud para el desarrollo de los dientes adultos, y el hecho de que se establezca desde temprano una rutina de cuidado no sólo ayudará a que el niño se acostumbre y le pierda el temor, sino que además permitirá prevenir mucho más eficientemente problemas como las caries.

Una caries no cuidada puede llegar a devenir en una peligrosa infección, que causaría a su vez otros graves problemas de salud. Además, cuanto más tiempo se espere para tratarlas, más traumático podría llegar a ser el procedimiento, algo que es preferible evitar, especialmente al hablar de niños.

Entonces, la primera visita consistirá en una revisión de toda la boca del niño, en la que, de ser necesario, podrían incluirse radiografías digitales de baja radiación, para poder determinar cuáles son sus necesidades dentales y el estado de su boca. Por otro lado, la odontopediatra le transmitirá a los padres algunos conocimientos en cuanto a cómo proceder con la limpieza y el cuidado de los dientes en los niños. 

En el caso de tener que tratar algún problema, como una caries, la odontopediatra le comunicará a los padres qué procedimiento se llevará a cabo y establecerá la mejor manera de hacerlo para que el niño se sienta totalmente seguro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: