Cómo instalar una caldera de gas

¿Qué es una caldera de gas y qué proceso tiene su instalación?

La instalación de una caldera de gas en casas u oficinas es un proceso que necesita de un profesional, pues requiere mucho cuidado y precaución un profundo conocimiento y experiencia necesaria para llevarlo a cabo de manera óptima. Lo mejor para no sufrir accidentes y que la caldera ofrezca el máximo rendimiento con el mínimo coste posible es contar con ayuda experta asegurándose siempre de que cumple las normativas de seguridad, consumo y ecología vigentes

Una caldera de gas es un recipiente o depósito que tiene como función la de calentar agua sanitaria (utilizada en los hogares), recurriendo al gas como combustible, es decir, quema un gas para calentar agua con el calor que desprenden.

Se trata de un espacio cerrado, metálico habitualmente, capaz de mantener el agua caliente por la quema del gas. El agua allí almacenada y a elevada temperatura es la que posteriormente se usa para la calefacción, para el agua sanitaria… Para comprar una caldera o resolver cualquier tipo de duda en relación a su instalación, lo mejor es recurrir al asesoramiento de expertos como los que se encuentran tras la tienda online Universo Instalador ubicada en Barcelona, todo un referente en el sector.

Cómo instalar una caldera de gas

Para proceder a la instalación de uno de estos aparatos, lo primero que se ha de considerar es el tipo o modelo que se necesita, ya que hay diferentes calderas en el mercado. Puede tratarse de una caldera estanca de bajas emisiones de óxido de nitrógeno (NOX) o una caldera de condensación. Cada cual necesitará de una salida de humos distinta.  

Caldera estanca

Esta caldera siempre lleva una salida de humos metálica, normalmente de aluminio. Necesita dos tubos, uno es el que coge el aire limpio del exterior y otro que los evacúa tras la quema. La salida de humo de estas calderas puede ser coaxial o de doble flujo.

En la instalación coaxial hay dos tubos, uno que va dentro de otro. El tubo que va en el interior es el encargado de evacuar los gases y el espacio que queda entre un tubo es el que suministra el aire limpio a la caldera. Se puede realizar una instalación coaxial de salida vertical u horizontal. 

La instalación de doble flujo consta de dos tubos independientes. El diámetro de ambos es de 80 mm y ofrece la ventaja de ser válido para salidas de humo largas, por ejemplo, cuando hay que evacuar los gases de un primer piso hasta la cubierta del edificio, tal y como establece la normativa.

Instalación de una caldera de gas

Caldera de condensación

El humo en este tipo de calderas sale a menos temperatura, por este motivo condensa y hace que un flujo de agua retorne hacia la caldera. Estas calderas vienen preparadas para recoger este flujo de agua consiguiendo, por tanto, un mayor ahorro en el consumo. A la hora de su instalación, hay que tener en cuenta que precisa de una toma de desagüe cerca para evacuar el agua constantemente.

Las salidas de humo para las calderas de condensación pueden ser coaxial (vertical u horizontal) o con doble tubo. Al no sacar el aire tan caliente, estos tubos no tienen por qué ser metálicos, sino de un plástico capaz de aguantar el agua corrosiva que crea el proceso de condensación.

Instalación solo por parte de profesionales

Tras la colocación y conexión de la caldera, el profesional tiene que emitir un certificado en el que se declara que la instalación se ha hecho correctamente, siguiendo la normativa sobre equipos técnicos térmicos y caloríficos. El certificado debe renovarse en cada revisión que se lleve a cabo sobre el equipo.

Por este motivo, la instalación solo puede llevarse a cabo por verdaderos profesionales certificados.

Universo Instalador es una tienda que cuenta con una gran experiencia en todo tipo de instalaciones de gas, agua y electricidad. Ofrecen sus servicios tanto a clientes particulares, como comunidades de vecinos o negocios en Barcelona.

Todo el equipo de técnicos de esta empresa está cualificado, en formación constante para aplicar siempre la normativa vigente en cada instalación y con las certificaciones actualizadas para hacer frente a los nuevos cambios de normativas vigentes.

Normativa sobre la instalación de calderas de gas

El Real Decreto de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) se modificó en abril del 2013, aportando nuevos requisitos para la instalación de calderas de gas en bloques de pisos y viviendas unifamiliares.

En viviendas unifamiliares aisladas se pueden instalar calderas de gas estancas, de bajas emisiones de óxido de nitrógeno (NOX) y de condensación. La salida de humos debe guardar una distancia mínima de 3m con cualquier vecino.

En viviendas aisladas, se puede instalar cualquier modelo de caldera de gas, menos las de combustión atmosférica, que están actualmente en desuso.

En cuanto a las viviendas adosadas o bloques de pisos, la normativa aquí es más compleja. En estos casos, se puede instalar una caldera de gas estanca solo si la salida de humos va a la cubierta y no puede instalarse en la fachada.

En cambio, se puede instalar una caldera de gas de bajas emisiones NOX en la fachada siempre que la comunidad lo permita. Al igual que en el caso anterior, la caldera de gas a condensación se puede instalar en la fachada o en el tejado sin problemas, siempre que se obtenga el permiso a la comunidad de vecinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: