Cómo limpiar y mantener aire acondicionado

¿Cómo limpiar y hacer mantenimiento a un aire acondicionado?

Sol, calor, altas temperaturas. El verano de 2020 ya es una realidad, estamos en esa época en la que el bochorno es el protagonista diario y que nos lleva a dos tendencias claras: disfrutar del tiempo actual en el exterior en zonas de playa o piscina, pero también buscar el máximo confort dentro del hogar. Esta búsqueda pasa, de forma imprescindible, por convertir nuestra vivienda en un oasis lleno de frescura. Muchos son los aliados que nos pueden ayudar a conseguirlo, como los ventiladores, pero en el campo de los electrodomésticos hay un claro dominador para esta misión: el aire acondicionado.

Estamos hablando de un elemento que con el paso de los años ha ganado un fuerte protagonismo en nuestros hogares para combatir el calor. Además, se trata de un sistema que ha evolucionado rápidamente desde el punto de vista tecnológico, tanto que hoy día es posible encontrar gamas variadas de las primeras marcas. En este sentido, para su instalación, es necesaria la mano de personal experto, un servicio que se puede encontrar en la web de instalación de aire acondicionado gas natural

Como decimos, la climatización en el hogar en un asunto primordial a día de hoy, sobre todo porque nos permite combatir las altas temperaturas y lograr un completo confort y bienestar dentro de casa. Es el lugar donde más tiempo pasamos y, por ello, en el que mejor nos debemos encontrar. En esta situación, es importante evitar averías y procurar un buen funcionamiento del aire acondicionado, por lo que vamos a detallar varios pasos para la correcta limpieza del sistema y llevar al día un buen mantenimiento.

Pasos para limpiar el aire acondicionado de casa

Como el equipo de climatización que es, el sistema de aire acondicionado se compone de varias partes que conviene revisar de forma detenida a la hora de limpiar y realizar tareas de mantenimiento. El funcionamiento de cada una de estas partes es clave para que, en conjunto, el aire acondicionado ofrezca ese frescor que tanto necesitamos dentro de casa para combatir las altas temperaturas que nos trae el verano.

limpiar el aire acondicionado de casa

Comprobación y limpieza de filtros

El primer paso imprescindible es comprobar de forma regular cómo se encuentran los filtros del aire acondicionado puesto que cumplen una función trascendental: se trabajo es garantizar la calidad del aire filtrando partículas como los ácaros, virus o incluso bacterias. De este modo, nos aseguramos que el aire es respirable y que no supondrá un problema para la salud a posteriori. Por este motivo, mantener los filtros en buen estado es tan importante.

Si detectamos que están sucios, deberemos extraernos y limpiarlos a conciencia, siempre con agua fría para no dañarlos y aplicando un producto antibacteriano. Después, se deben aclarar con agua y dejarlos secar en una zona alejada de la luz del sol y de las altas temperaturas. Además, es conveniente fijarse, al extraer los filtros, en el estado de los tubos del split que deben encontrarse detrás. En caso de estar sucios también deben limpiarse y dejarse secar.

Revisión de las rejillas para limpiar el split

El ya mencionado split es la unidad de interior del aire acondicionado, es decir, el aparato que generalmente es ancho y que es el que expulsa el aire fresco dentro del hogar. Para limpiar su interior deberemos fijarnos sobre todo en las características rejillas, que es donde más se acumula el polvo y la suciedad visible. Para limpiar esta zona, basta con agua y jabón. Después, se deberá secar con un paño limpio y no encender el sistema durante al menos una hora.

Analizar el exterior para evitar obstrucciones o fugas

La zona exterior del aparato de aire acondicionado también es importante para su correcto funcionamiento. En este punto lo que se debe comprobar es el estado de las tomas tanto de entrada como de salida, es decir, el canal de entrada del aire y el de salida del agua. Esta revisión se basará en ver si se encuentran obstruidos o no y, en caso afirmativo, proceder a retirar ese tapón que impide la correcta circulación. 

Y de la misma forma que pueden producirse atascos, también es posible que por el uso y el paso del tiempo se dé lugar a fugas del gas refrigerante que trabaja dentro del sistema. Si nos percatamos de que las recargas de aire se producen de forma más continuada que antes, será una clara prueba de que existe una fuga y se debe reparar para que el aire acondicionado no funcione de un modo forzado y podamos disfrutar de él más tiempo.

El uso moderado, la clave final

Por último, dentro de esta lista de recomendaciones para limpiar y mantener en buen estado este sistema de climatización, es importante adoptar un uso moderado y consciente. Es decir, debemos encontrar una temperatura ideal para no estar cambiando los parámetros cada poco tiempo, lo cual es perjudicial para el aparato de aire acondicionado. En este sentido, también es recomendable no dejarlo encendido durante muchas horas seguidas, puesto que puede ser perjudicial para el equipo e, incluso, para nuestro bolsillo por el consumo energético.

En definitiva, utilizar el sistema de aire acondicionado de una forma coherente y responsable, y dedicar el tiempo necesario para limpiarlo será de vital importancia para alargar su vida útil. De esta forma, contaremos con un aliado excepcional dentro de nuestro hogar para conseguir un oasis de frescura como perfecto antídoto frente a las altas temperaturas que nos trae el calor del verano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: