componentes electrónicos que llevan oro

¿Qué componentes electrónicos llevan oro?

El oro es uno de los materiales tradicionalmente más reconocidos por el gran público. Su gran relevancia a lo largo de la historia como bien codiciado, desde las excavaciones hasta su uso en joyería, pasando por su consideración como valore refugio, han provocado que su popularidad siempre haya estado en alza en el conjunto social. Pero ¿y si este se encontrara en objetos de lo más cotidiano?

Lo cierto es que el oro, a pesar de lo que se tiende a pensar de manera común, se halla presente en muchos más lugares de los que uno pudiera imaginar. Un claro ejemplo de ello son los componentes electrónicos que se tienen por cada y que están cada vez más extendidos. Ordenadores, tablets, smartphones o electrodomésticos, entre otros, son susceptibles de integrar distintas partes en las que el oro se cuente entre sus materiales de fabricación.

En un momento en el que la tecnología no para de crecer, y que viene haciéndolo de manera constante a lo largo de los años recientes, estos objetos se han ido propagando en los hogares de todo el mundo de forma constante. Al fin y al cabo, el siglo XXI no sería tal y como es si no fuera por los inmensos avances en tecnología y comunicaciones que se han llevado a cabo.

Componentes electrónicos en el hogar

El oro se puede encontrar en multitud de objetos integrado en piezas como algunas de las que ofrece este fabricante de componentes electrónicos en España. Desde procesadores para ordenadores hasta las memorias RAM, pasando por piezas específicas en el segmento de los transistores o ciertos encapsulados.

Tras esta realidad se encuentra el hecho de que el oro es un muy buen conductor, ideal para encontrarse ubicado en dispositivos electrónicos. Además, tiene también una alta resistencia ante los procesos de corrosión, aumentando su durabilidad y resistencia a lo largo del tiempo.

El oro en el hogar: ¿una fuente de riqueza?

Su presencia en múltiples dispositivos no significa eso que cada uno posee una pequeña fortuna en su hogar, sin embargo. El oro, aunque esté presente en componentes electrónicos, lo hace en una cantidad muy baja como para que suponga, por sí solo, un valor de relevancia. Cada uno de los citados almacena una cantidad ínfima de este material, de modo que habría que disponer de una cantidad ingente de los mismos para conseguir obtener un cierto valor real.

fabricante de componentes electrónicos

Además, el proceso de extracción del oro de los componentes electrónicos del hogar es extremadamente complejo y peligroso, no recomendable bajo ningún concepto para que uno lo lleve a cabo por cuenta propia. Los resultados podrían ser altamente perjudiciales para la salud debido a los diversos agentes químicos que se utilizan en la ensamblación y construcción de estos aparatos.

Es poco probable, por lo tanto, que nadie vaya a hacerse de oro, nunca mejor dicho, extrayéndolo de los componentes electrónicos que se alojan en los dispositivos presentes en su vivienda.

El reciclaje de dispositivos, un punto de obtención de oro

Vale la pena señalar, sumado a todo lo anterior, que el valor del oro y la adecuación de otros materiales a lo largo de los años han hecho que este cada vez se utilice menos en los componentes electrónicos. Si bien sus propiedades son óptimas para ello, lo cierto es que resulta demasiado costoso implementarlo en dispositivos que se fabrican a gran escala, donde un ligero cambio en una pieza puede suponer un ahorro de miles de millones de dólares para el fabricante.

Encontrar oro en un componente electrónico no es tan complejo, por consiguiente,  pero cada vez lo es más y, por descontado, el hacerlo en grandes cantidades. Por ello, cada vez son más las empresas que optan por reciclar dispositivos y recoger este material del interior de los mismos.

Varias toneladas anuales

Según el Love Chemistry Laboratory de Edimburgo, por cada tonelada de dispositivos electrónicos se puede extraer una media de 350 gramos de oro. Una cantidad que puede parecer insignificante, dada la comparación, pero que se transforma en muy importante cuando se tiene en cuenta el coste de la minería y el hecho de que el oro es un recurso limitado.

Por ello, empresas de electrónica y grandes fabricantes cada vez apuestan más por el reciclaje como medida de obtención, de nuevo, del oro de sus dispositivos. La gigante Apple, por ejemplo, es capaz de obtener hasta una tonelada de oro al año mediante el despiece de sus smartphones antiguos.

Un gran negocio, en definitiva, para quienes pueden contar con los procesos de obtención y reciclaje adecuados, que logran dar una segunda vida a dicho material.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: