Barco registrado en Polonia

Ventajas de registrar tu barco español en Polonia

Si tienes una embarcación, habrás comprobado que cada vez son más los barcos que lucen una bandera polaca. Esto no es por casualidad ni por capricho, sino porque el registro de barco en Polonia es una solución muy eficiente que ofrece múltiples ventajas respecto a registrarlo en España que a continuación te vamos a contar.

Y es que, desde hace un tiempo, España y el resto de países europeos pueden abanderar sus barcos en Polonia, lo que significa que cualquier embarcación europea puede llevar bandera polaca sin ningún problema, y sin necesidad de que esta se encuentre en Polonia.

¿Por qué el abanderamiento en Polonia está en auge?

A continuación, te vamos a contar las principales razones por las que el abanderamiento en Polonia está en auge que sin duda te harán valorar seriamente esta posibilidad si tienes un barco con bandera española.

Bélgica ya no abandera barcos extranjeros

Hasta ahora, la bandera belga era una de las más habituales en los puertos deportivos españoles ya que resultaba mucho más sencillo y económico. Pero, ahora Bélgica ha dejado de abanderar barcos extranjeros, y está poniendo serias dificultades para aquellos españoles que quieran renovar las banderas de sus embarcaciones.

Actualmente para registrar un barco en Bélgica es obligatorio ser ciudadano belga, lo que ha llevado a los españoles a buscar otras alternativas, como la bandera holandesa o española, y sobre todo, la polaca.

Sencillez y ahorro económico

Otra razón que explica este auge es que el cambio de bandera a Polonia es muy sencillo y más económico, ya que los requisitos a cumplir para ello son muy reducidos.

La documentación a presentar para colocar la bandera de Polonia en un barco es muy fácil de reunir, pues tan solo hay que cumplir con los requisitos habituales de seguridad de la embarcación, sin que ni siquiera sea necesario llevar el material de salvamento obligatorio en la gran mayoría de países o que esté en buen estado.

Por otro lado, el registro y abanderamiento en Polonia ofrece un ahorro económico de hasta el 12% respecto a hacerlo en España, ya que resulta más barato tanto el impuesto de matriculación en barcos nuevos de más de ocho metros, y además el barco tampoco está obligado a superar la ITB cada cinco años, como sí ocurre en nuestro país.

Se puede navegar en España sin problemas

Así mismo, hay que destacar que se puede navegar con bandera polaca en España sin problemas, ya que se trata de un país de la Unión Europea que tiene convenio con nuestro país. Además, el título náutico español es totalmente compatible con el abanderamiento de Polonia.

Aquí también queremos destacar que la bandera de Polonia la emite el Estado de la Unión Europea, y no una institución de carácter privado como sí ocurre en otros países, lo que permite obtener una matrícula importante en los puertos deportivos de España.

No tiene fecha de caducidad

Otro punto a destacar es que la bandera de Polonia no tiene fecha de caducidad, sino que se trata de un abanderamiento permanente que no necesita renovarse con el paso del tiempo, lo que supone una mayor comodidad y un importante ahorro económico, ya que la inversión únicamente hay que realizarla una vez, en el momento de solicitar la bandera o el cambio de bandera.

Pasos para registrar un barco en Polonia

Dadas las múltiples ventajas que ofrece, a continuación, vamos a mostrar los pasos para registrar un barco en Polonia. Para llevarlos a cabo tendrás que acudir al Registro Marítimo del Ministerio de Economía Marina y navegación Interior de Polonia, que es el estamento que ofrece las banderas con el permiso del estado.

· Si la embarcación cuenta con un registro anterior, entregar el certificado de baja. Podrás entregar sin problemas la baja española, ya que Polonia acepta la baja de otros países para iniciar este trámite.

· Si la embarcación es nueva, presentar la factura original de la compra del barco con IVA incluido.

· Demostrar la titularidad del barco mediante un contrato de compraventa si se trata de una embarcación de segunda mano.

· Si se trata de una embarcación posterior al año 1998, consolidar el Certificado de Conformidad Europea.

· Si el barco es anterior al año 1998, entregar el certificado de navegabilidad, el informe técnico y una declaración de responsabilidad.

· Entregar fotografías del barco tomadas desde diferentes ángulos. Es muy importante que se observe a la perfección tanto el costado, como el número CIN y el número de serie del motor.

· Presentar un informe ITB que explique las características de la embarcación, la declaración del propietario o un certificado de navegabilidad. Será suficiente con presentar la declaración CE si se dispone de ella.

Es requisito indispensable que todos estos documentos deben presentarse en idioma polaco, y de lo contrario, deben ir acompañados de una traducción jurada oficial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: