Criptomonedas

¿Qué ventajas tiene el uso de criptomonedas?

Gracias al nivel de penetración de internet y el avance de la tecnología, tenemos la posibilidad de acceder a diferentes servicios novedosos que ofrecen ciertas ventajas sobre aquellos más tradicionales, en cuanto a rapidez. Los servicios financieros son los que mayor provecho han conseguido sacar, aprovechando las bondades ofrecidas por la tecnología digital.

De hecho, la tecnología ha roto con las fronteras existentes en las transacciones monetarias, abriendo la posibilidad a que existan activos que existen exclusivamente en internet. Tal es el caso de las criptomonedas, un activo digital que funciona bajo un cifrado criptográfico con la capacidad de asegurar la integridad de todas las operaciones realizadas con dicho activo.

Esta clase de monedas digitales pueden comercializarse libremente entre usuarios dentro del mercado financiero. La actividad se conoce como trading y es posible automatizarla gracias al uso de plataformas de trading como las ofrecidas en la siguiente web https://bitcoin-evolution.live/ y otras soluciones disponibles en internet.

¿Cuáles son las ventajas ofrecidas por el uso de criptomonedas?

Las criptomonedas fueron creadas con el objetivo de satisfacer la necesidad de contar con una moneda descentralizada y global que permitiera los pagos electrónicos de forma directa sin la intervención o regulación de bancos centrales o instituciones financieras. El Bitcoin fue la primera en una larga lista de criptomonedas que hoy ofrecen diferentes soluciones a nivel financiero.

Entre las ventajas que ofrece el uso de criptomonedas, podemos mencionar lo siguiente:

Descentralización

La mayor parte de las criptomonedas funciona de forma descentralizada, es decir, no se encuentran reguladas o bajo el control de ningún organismo gubernamental, por lo que todos los usuarios del sistema mantienen igualdad de derechos. De hecho, en redes como Bitcoin, los mismos desarrolladores se encuentran impedidos para realizar alteraciones al algoritmo.

Costes reducidos por transacción

Todas las transacciones se realizan por medio de protocolos P2P (de persona a persona), sin la intervención de entes reguladores. Esto permite que los costes asociados a las operaciones de intercambio de monedas entre usuarios sean más económicos, así como los gastos relacionados con el mantenimiento de la red.

Rapidez

Una de las características principales de las transacciones con criptomonedas sería la rapidez en que se completan las operaciones, que en la mayoría de las ocasiones ocurren casi de forma inmediata. Esto contrasta notablemente con la lentitud de los trámites burocráticos necesarios para una transacción bancaria tradicional.

Pertenencia del dinero

En el caso de las criptomonedas, el acceso a la billetera ocurre por medio de una clave que solo posee el propietario. Esto quiere decir que no existe una entidad con la capacidad de congelar sus activos criptográficos, impedir su movimiento o restringir operaciones. Las criptomonedas son un seguro financiero, pues pertenecen completamente al usuario.

No están sujetas a inflación

Son un tipo de moneda producida de forma limitada e inalterable, lo cual previene que se genere inflación. En el caso de Bitcoin, cada cuatro años se reduce la cantidad de monedas creadas, lo cual permite mantener su valor alto conforme pase el tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: