Tipos de créditos que puedes obtener si estás en una lista de morosos

Tipos de créditos que puedes obtener si estás en una lista de morosos

Desafortunadamente en España es muy fácil acabar cayendo en un listado que hace referencia a la morosidad de los individuos que están presentes en él. Por ejemplo, basta con retrasarse un poco en el abono de una factura telefónica, así como incurrir en cualquier tipo de impago de mayor o menor cuantía.

Es innegable que listas como RAI o ASNEF son perjudiciales para quienes se encuentran en tales documentos, especialmente a la hora de pedir préstamos. Pero por suerte, en los tiempos que corren cada vez más empresas crediticias ofrecen soluciones económicas para este tipo de usuarios sin tener en cuenta sus morosidades pasadas.

A continuación serán descritos los tipos de créditos a los que pueden optar la práctica totalidad de personas que forman parte de un listado de morosos. Conviene destacar el hecho de que todos ellos son solicitables a través de Internet, sin necesidad de efectuar desplazamiento alguno.

Minicréditos de cuantía no muy elevada

Los primeros productos de carácter financiero a los que puedes optar sin ni una sola dificultad son los préstamos de 300 euros, también conocidos bajo el nombre de minicréditos. Su característica principal se resume en abarcar una cantidad que no se considera elevada.

La cifra suele partir de los trescientos euros, aunque en algunas situaciones incluso puede ser superada llegando a los mil o más. En cualquier caso, la entidad que se encarga de aprobarlo no tiene en cuenta ni RAI ni ASNEF.

Minicréditos de cuantía no muy elevada

El índice de morosidad es de especial importancia para este tipo de entidades. Sin embargo, son conscientes de que en caso de poner trabas para la obtención de un pequeño crédito, los potenciales clientes terminarían optando por acudir a otra compañía crediticia que ofreciera muchas más facilidades en este sentido.

Así pues, no es de extrañar que cada vez sea mayor el número de prestamistas que omiten la posible morosidad de los consumidores que acuden a ellos. Lo único que tienen en cuenta es la verificación de la identidad –siempre a través del DNI–, evitando la petición de nóminas, avales u otros documentos que supongan quebraderos de cabeza.

Probablemente te estarás preguntando si, a cambio de ello, deberás lidiar con un TIN exagerado. Ni mucho menos, puesto que otros de los tipos de créditos obtenibles a pesar de la morosidad son los que no acarrean intereses.

Préstamos sin intereses

Uno de los aspectos que suelen ser tenidos muy en cuenta a la hora de elegir entre los créditos disponibles consiste en el interés a abonar por cada uno de ellos. Quien nunca ha incurrido previamente en una morosidad tiene un amplísimo abanico de opciones entre las que escoger, pero ¿y aquellos que están en RAI y/o ASNEF?

Afortunadamente también es muy amplia la selección de alternativas, puesto que a día de hoy el crédito rápido sin intereses y sin fijarse en las listas de morosos es una realidad que cada vez aprovechan más consumidores.

¿Cómo es posible que existan esta clase de préstamos? Básicamente debido a la atracción de nuevos clientes por parte de las entidades crediticias, las cuales han de hacer frente día tras día a una enorme competencia. Para destacar no hay nada que supere la estrategia de ofrecer la mejor bienvenida posible.

En el sector de los créditos consiste básicamente en permitir la obtención del primer préstamo en línea sin que se apliquen intereses. Gracias al cero por ciento, la cantidad a devolver posteriormente será exactamente la misma que la obtenida inicialmente.

Por ejemplo, en caso de haber solicitado los trescientos euros que han sido descritos en anteriores líneas, tras transcurrir un par de meses o el tiempo fijado por el propio cliente, el usuario solamente debería devolver la misma cuantía que en tiempos anteriores equivaldría a unas 50.000 pesetas.

Procedimiento a seguir

En caso de que estés interesado en alguno de los tipos de préstamos sacados a colación has de saber que el procedimiento que deberás seguir es sencillo a más no poder.

Primeramente introduce la cuantía que necesitas y define el tiempo que crees requerir para encargarte de su devolución. En caso de que se apliquen intereses, verás reflejada la cifra final antes de llevar a cabo el siguiente paso.

El mismo consiste en verificar tu identidad. Deberás aportar el DNI para que la entidad prestamista pueda concederte el crédito, operación que en muchos casos no requiere más de una hora para ser completada. Dicha rapidez también se da al recibir el dinero, sobre todo si tu cuenta es llevada por la misma entidad bancaria con la que opera la compañía de préstamos.

En 24 horas tendrás el dinero disponible para destinarlo al fin que creas conveniente, desde poner en orden tu estado económico solucionando un impago hasta abonar la factura de un servicio hogareño e incluso irte de vacaciones en verano si con tus ahorros no tenías suficiente.

1 comentario en «Tipos de créditos que puedes obtener si estás en una lista de morosos»

  1. Muchas gracias por la información prestada ya que en ocasiones esto es un tema tabú y del que se habla muy poco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: