Síndrome Wanderlust

¿Sufres de Síndrome Wanderlust? En este artículo encontrarás dos destinos para curarte

Aquellos que en la distancia y la aventura de descubrir nuevos espacios encuentran la clave de la felicidad, siempre están alerta a nuevos destinos que visitar. La pasión por viajar tiene nombre, se denomina Síndrome Wanderlust, y puede afectar a cualquier tipo de persona y en cualquier momento de su vida

Ya sea por un recuerdo genético, anclado en la memoria del periodo humano en que fue nómada, ya sea por ser un método eficaz para huir de la rutina y la monotonía diaria, la realidad es que, a la mayoría de las personas, les nace una sonrisa en el rostro cuando se habla de destinos vacacionales.

Puede que no lo sepas, pero en algún lugar de tu espíritu duerme el Síndrome Wanderlust. En algún momento, despertará y te impulsará a hacer las maletas para irte a algún lugar nuevo y desconocido, donde disfrutar de la aventura de conocer y descubrir, de vivir experiencias nuevas y aprender todo lo que tiene que ofrecerte el destino elegido.

Si ya está contraído o va a despertar, en este artículo se ofrecen dos destinos disponibles para enfrentarse a este síntoma. Y es que no hay otra forma de curarse que abandonarse a él, sanarse significa viajar, no queda otra.

Dentro o fuera de las fronteras españolas, dos destinos para disfrutar

No importa dónde se localice el destino, lo que importa es que sea atractivo y no esté demasiado cerca, que se pueda llamar al trayecto que se va a recorrer; viajar. En este sentido, se van a referenciar dos lugares con gran interés, cada uno bastante diferente al otro, uno dentro de las fronteras nacionales y otro cruzando el Atlántico, uno se llama Perú y el otro Barcelona.

Perú, misticismo y misterio

Los viajes a peru suelen formar parte de los listados que los viajeros tienen en mente como uno de los destinos inamovibles, uno de esos que tarde o temprano hay que tachar de la lista cuando se haya disfrutado. Posiblemente sea el santuario histórico de Machu Pichu y las enigmáticas Líneas Nazca lo primero que ocupe la mente cuando se piensa en Perú, pero hay más, mucho más.

La larga cantidad de lugares que hay que visitar en Perú es enorme. Desde la necrópolis preincaica de Chauchilla hasta Arequipa, la ciudad Blanca, desde Islas Ballestas, donde se puede contemplar el extraño Candelabro, hasta Cusco, la Capital Arqueológica de América y una de las ciudades más increíbles del mundo.

Machu Pichu Perú

La lista continua para no dejar nunca de sorprender al viajero, pues aquí también se puede descender hasta el Valle del Colca, uno de los más profundos del mundo, subir al lago Titicaca, el más alto y navegable de este fabuloso planeta, o pasear por la interminable llanura de la Reserva Nacional de Paracas.

Otros lugares imprescindibles que no se pueden dejar de ver son Pisac y Ollantaytambo, en el Valle sagrado de los Incas, o pasar una noche en el Oasis de Huacachina, en Chinchero, para conocer las tradiciones de este pueblo ancestral. Y, ¿por qué no? Llegar y adentrarse en el propio Amazonas, no sin un buen aprovisionamiento de la exquisita comida peruana, como el Olluquito con Charqui, el Picante de Cuy o el Rocoto relleno.

Barcelona, cultura urbana

El turismo por Barcelona no va a requerir de grandes traslados, por eso lo más acertado al llegar a la Ciudad Condal será buscar un alojamiento en alguno de los hoteles del listado que se ofrece en este enlace que se acaba de sugerir. Alojarse en un hotel o en alguno de los apartamentos más céntricos de la ciudad significa estar a un paso de las actividades culturales y de los espacios más emblemáticos, esos que nadie debería perderse en su estancia en Barcelona.

Puede que sea un tópico empezar la ruta barcelonesa con la Sagrada Familia, pero es algo comprensible, pues está en todas las rutas de agencias de viajes y de turismo que enseñan la ciudad como el icono de, posiblemente, toda Cataluña. Si el visitante consigue hospedarse cerca de este Templo expiatorio, considerada la obra maestra inacabada del maestro Antoni Gaudí, se habrá colocado en el mejor lugar de Barcelona para disfrutar de su vida y posibilidades, tanto culturales como gastronómicas.

Desde esta posición, el turista se encontrará cerca de Las Ramblas, la calle más popular y en la que se puede comenzar a experimentar la verdadera idiosincrasia del pueblo barcelonés. Por esta avenida principal, se accede a algunos de los lugares imprescindibles de la ciudad.

El teatro del Liceo o los barrios míticos como el Raval, el Born o el Gótico concurren por esta arteria principal de la ciudad. Por el paseo de las Ramblas, se podrá apreciar el mosaico de La Rambla de Miró, la fuente de Canaletas… Barcelona está diseñada para caminar, sin cuestas y llena de vida, eso significa que se disfruta de todo el recorrido hasta llegar al Paseo de Gracia, donde se localiza la Casa Batlló y la Casa Milá (La Pedrera), obra de Gaudí, aunque también hay otras construcciones de otros arquitectos modernistas.

La lista de lugares para conocer sigue con el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Lluís Domènech i Montaner e hijo), el Park Güell (Gaudí), el Montjuic, el Palau de la Música, la playa de la Barceloneta, etc.

Así mismo, la lista de actividades culturales es casi tan amplia como sus excelentes platos gastronómicos, como, por ejemplo, los calgots con salsa romesco, la butifarra con mongetes, las escalivada o los calamares a la romana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: