Renting de vehículos

¿Qué es el renting de vehículos?

Los tiempos han evolucionado en los últimos años, y con ello, la forma en la que consumimos en general. En concreto, poco a poco se están dejando de comprar vehículos nuevos para tener otras alternativas más sostenibles, y es que cada vez es más habitual la compra en el mercado de segunda mano, por ejemplo. Pero no sólo eso, sino también el famoso renting, para así tener un coche a nuestra disposición sin tener que ser los propietarios del mismo.

¿Qué ventajas ofrece este servicio de renting?

Lo principal es aclarar que el renting es un alquiler de larga duración, cada persona elegirá la duración del mismo, pero por regla general, varía entre uno y diez años. Normalmente, la gente dispone de ellos entre dos y cinco años, en función de las circunstancias personales de cada familia. Así pues, la característica principal es que no seremos propietarios del vehículo, pero lo vamos a usar como tales.

Podemos pensar que esta modalidad de alquiler está sólo disponible para profesionales y hasta hace no tantos años era así, pues se veía más como una cuestión entre autónomos con poco capital para adquirir vehículos o grandes empresas a las que les salía más rentable esto que la amortización de la compra de vehículos. Pero el renting ya es una opción para particulares, y tanto es así, que cada día son más los que contratan dichos vehículos.

Lo mejor es que todo son facilidades, desde su contratación, gestión y tramitación hasta su finalización. De tal manera que en internet podemos ver lo que necesitamos a través de una página web con sencillo cuestionario, donde indicaremos la marca, modelo, el combustible, la versión, etc…, para solicitar el renting a medida y así tener acceso a las mejores ofertas disponibles para los modelos que nos interesen.

Ventajas sobre el renting de vehículos

Esto es muy útil, porque así vamos a tener a nuestra disposición aquellos vehículos que de verdad nos interesen. Es una buena forma de ir cambiando de coche cada año o cuando lo necesitemos, al contrario que ocurre cuando compramos uno en propiedad. En concreto, en esta web todo van a ser facilidades para que los clientes tengan plena satisfacción de principio a fin.

Una vez escojamos la oferta que nos interese, se pasará a formalizar el contrato, donde elegiremos el tiempo de duración del mismo. Y una vez finalicemos, decidiremos si queremos quedarnos con el vehículo, iniciar otro renting o sencillamente terminar con todo. Aunque la mayoría de los usuarios continúa alquilando otro vehículo nuevo del mercado, para así volver a estrenar coche.

Diferencias entre comprar un coche o contratar renting

Ahora bien, seguramente lo que te esté rondando la mente es el hecho de cuál será la mejor decisión. Aquí la respuesta va a variar en función de nuestras necesidades, tanto personales como presupuestarias, así como el uso o el fin para lo qué necesitemos el vehículo. Aunque la regla general es que sea mejor y más rentable el alquiler que la compra de un vehículo.

La clara diferencia entre una opción u otra, es que en la compra somos directamente propietarios del coche y en el renting no, ya que es la empresa con la que hemos firmado el contrato de alquiler. Pero claro, las responsabilidades van a ser las mismas aunque variarán en función del contrato.

En otras palabras, podemos decidir hacernos cargo del pago del seguro obligatorio, de pasar las revisiones, así como de llevar el coche al taller. O bien ampliar nuestra cobertura y que sea la propia empresa de renting la que se encargue de estas gestiones, esto es una cuestión personal nuestra. En cualquier caso, en el caso de la compra del coche no nos queda más opción que hacernos cargo de todas las gestiones.

Y por supuesto, cuando se trata de un coche nuevo vamos a estar más de una década con él para así amortizar nuestra inversión. Con el renting cada año mínimo vamos a poder hacer un cambio de vehículo. De hecho, en este sentido, las empresas de alquiler nos van a dar muchas facilidades para hacer esta gestión y que así podamos disponer del modelo que más nos interese con una determinada periodicidad.

En definitiva, el renting empieza a ser una opción muy viable, sobre todo a nivel financiero. Que nos aporta muchas ventajas y comodidades, así como librarnos de quebraderos de cabeza relacionados con la propiedad de un vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: