Reloj para correr

¿Cómo elegir un buen reloj para correr?

Has decidido que vas a empezar a salir a correr y que antes te vas a equipar como es debido. Además de las zapatillas y la ropa tradicional para el running, hay un complemento que no puede faltar en tu equipo de corredor: un buen reloj para runners. ¿No sabes qué modelo comprar? Aquí te vamos a ofrecer una guía sencilla, pero fundamental, para acertar de pleno con tu compra.

Cómo elegir el mejor reloj deportivo para correr

Antes de hacer cualquier compra, siempre hay que procurar estar lo más informado posible para evitar errores. Y para accesorios tan caros como un reloj para correr, más todavía. En blogs especializados como Pasión Runner recomiendan algunos de los mejores relojes running actuales, como los de la serie Garmin Forerunner, los TomTom o los Garmin Fenix, entre otros. Es cuestión de comparar características, precio y opiniones de compradores y seleccionar el que mejor se ajuste a cada necesidad. Y como este blog, hay muchos otros blogs de running especializados que merece la pena consultar antes de comprar cualquier equipación para corredores.

No obstante, también es buena idea tener claros los factores esenciales que todo buen reloj de runner debe cumplir para no tener problemas por cuestiones de funcionamiento, falta de características o fallos por culpa de un mal acabado. Si quieres acertar de pleno a la hora de hacer tu compra, nuestro mejor consejo es que, precisamente, sigas los consejos que vamos a darte a continuación:

El tamaño importa

Un aparato como este va a ir siempre en tu muñeca, por lo que es fundamental que tenga el tamaño adecuado para acoplarse a esta sin sobrar demasiado por los lados. Por lo general, los fabricantes suelen ofrecer más de un tamaño de esfera para cada modelo, como puedes comprobar por ti mismo en la web oficial de Garmin. Así que no suele haber inconveniente.

Aquí también entra en juego el peso, y es que cuanto menor sea este, mejor será para ti. Debes pensar siempre en la comodidad, ya que es lo más importante cuando hablamos de un dispositivo de este tipo. Cuanto más cómodo te sea llevarlo, mejor.

¿Qué visibilidad tiene la pantalla?

La visibilidad de la pantalla es fundamental, sobre todo si no quieres perder tiempo de tu entrenamiento para ver la imagen que muestre tu reloj. Ya no solo es algo a valorar en función de la visibilidad según la intensidad de la luz ambiental, sino también por cómo se muestra la información en ella. El tamaño de los números y las imágenes importa muchísimo.

Comprueba que el nivel de brillo es adecuado, que la pantalla es táctil y que usa un panel OLED o similar. Así, te asegurarás de que siempre podrás ver la información que necesites al momento y sin ningún tipo de complicación.

Cuidado con los materiales

El material utilizado para el reloj es fundamental, ya que esto determinará tanto su peso como su resistencia. No queremos algo demasiado pesado ni molesto, sino todo lo contrario, por lo que es aconsejable evitar cajas de acero o correas que sean metálicas en estos dispositivos. Apuesta siempre por materiales como la fibra de carbono o los policarbonatos.

Reloj deportivo para correr

De hecho, si las correas son de silicona o cualquier otro material que no sea alergénico, mejor. Ten en cuenta que es algo que vas a llevar en sesiones de ejercicio intenso, y que lo último que quieres es una reacción alérgica o cualquier molestia.

Conexiones

Una de las principales razones por las que un runner compra un reloj de este tipo es por la conectividad que este tiene. Generalmente, los relojes de running se conectan con los teléfonos móviles para enviar toda la información a este, aunque ya se pueden conectar también con otros dispositivos para ofrecer métricas más completas.

Asegúrate de que cuente con un protocolo Bluetooth moderno, conexión GPS y también Wi-Fi, aunque esto último no es tan necesario. Si ofrece eso, tienes más que de sobra para tener por segura su funcionalidad al 100%.

¿Qué autonomía tiene?

La autonomía es crucial en los relojes que se usan para correr, sobre todo si tienes la firme intención de hacer entrenamientos largos o participar en carreras que sean medias maratones o maratones completas. Cuantas más funciones tienen, menos batería suelen incorporar los relojes de running modernos, suele ser su talón de Aquiles.

La media habitual de autonomía de estos relojes es de una semana, aunque depende de la intensidad de uso que tengan. No es lo mismo un dispositivo usado a diario, que conecte vía GPS y por otros protocolos, que uno que se limite a indicar la distancia recorrida y las pulsaciones. Asegúrate de que te ofrezca al menos una semana para poder despreocuparte un poco en este sentido.

¿Es resistente al agua?

Por supuesto, no necesitas que tu reloj para correr pueda sumergirse metros y metros por debajo de la superficie acuática; pero sí es importante e interesante que este se pueda sumergir una buena cantidad de tiempo y a una distancia prudencial sin que haya riesgo alguno.

Ten en cuenta que este tipo de reloj no sirve solo para hacer running, sino que también puedes usarlo para otros deportes, como por ejemplo la natación. Asimismo, lo ideal es que siempre lo lleves puesto y, de ser así, llegará el momento en el que se moje por un motivo u otro. No querrás que se estropee, ¿verdad?

Estos son los aspectos fundamentales a valorar a la hora de comprar un reloj deportivo para hacer running. Desde este momento, te toca a ti decidir el modelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: