Recomendaciones para viajar a Toledo

Recomendaciones para viajar a Toledo

Capital de España durante el reinado de Carlos V en el pleno siglo XVI cuando este trasladó allí su corte, Toledo es a día de hoy una de las ciudades más bonitas de Castilla la Mancha, siendo conocida como la Ciudad Imperial por lo comentado anteriormente y como la Ciudad de las Tres Culturas. Este último término se le acuñó por haber sido asentamiento de cristianos, judíos y musulmanes, una herencia que todavía puede contemplarse en los distintos monumentos que alberga la ciudad. De hecho, su importancia histórica fue uno de los hechos que la llevó a ser catalogada como Ciudad Patrimonio de la Humanidad en 1986.

Una de las mejores formas de conocerlos es optar por un free tour con GuruWalk con un guía local que ofrezca la información más concisa acerca de ellos, pero también es importante tener en cuenta varias recomendaciones a la hora de visitar Toledo. De esta forma, se estará preparado para cualquier imprevisto y será más fácil desenvolverse por la ciudad. Es más, a la hora de planificar el viaje hay que tener en cuenta que Toledo es una de las localidades más turísticas del país, por lo que los turistas y viajeros recorrerán sus calles en cualquier época del año esperando conocer la historia que rezuman sus calles y edificios.

Planificar el viaje

Aunque parece el hecho más obvio, lo cierto es que son pocas las personas que se dedican a planificar con bastante antelación el viaje que van a realizar, lo que lleva a contratiempos de última hora. Por este motivo, una vez establecido el destino a visitar es recomendable hacer un seguimiento de los precios de los transportes, en caso de viajar en avión o en tren, de los hoteles y de los diferentes monumentos de interés cultural que pueden encontrarse en la ciudad. Con respecto a esta última parte, es importante averiguar los horarios y la localización de cada una para poder planificar la ruta más apropiada.

Vigilar el tiempo

Toledo se asienta en una estepa por lo que el clima tiende a ser extremo en las diferentes estaciones con muy pocas precipitaciones. De hecho, la ciudad presenta un clima bastante árido especialmente en los meses de verano cuando se experimentan temperaturas muy calurosas a diario. En el caso de querer visitar la ciudad en estas fechas es conveniente llevar ropa holgada y fina, mucha protección solar y agua para no deshidratarse. Por otro lado, los inviernos son bastante fríos, aunque la nieve y la niebla dejan postales de ensueño con una mínima afluencia de turistas. En esta época solo se necesita abrigarse bien y degustar una buena comida caliente.

Visitar Toledo

Buscar el alojamiento más adecuado

Este es, probablemente, uno de los puntos principales a la hora de preparar la visita a la ciudad. La ventaja de visitar una ciudad tan turística como Toledo es que pueden encontrarse varias opciones de alojamiento desde hoteles hasta hostales, pensiones, albergues y campings. La elección del alojamiento debe basarse en el tipo de viaje que se quiera realizar y cuál se adapta a las necesidades de cada visitante. Lo más cómodo es hospedarse dentro de las murallas para estar cerca de las principales atracciones turísticas, aunque pueden ser un poco más caros que aquellos que se localizan en las afueras de la ciudad.

Apostar por el transporte público

Si se tiene en mente llegar a Toledo en coche es conveniente buscar aparcamientos gratuitos u hoteles que dispongan de parking propio, ya que sacar el coche puede ser una auténtica locura. Por tanto, la mejor manera de moverse y recorrer la ciudad es andando, pudiendo descubrir rincones de gran belleza que de otra manera sería imposible. Otra opción es alquilar una bicicleta y bordear la ciudad, cruzando el río para contemplar un espectacular atardecer desde la bahía. Por otra parte, el transporte público de Toledo es genial por lo que en caso de preferir este sistema se podrá viajar cómodamente por la ciudad a buen precio.

Tarjetas y pulseras turísticas

Al igual que ocurre en otras ciudades, tanto españolas como europeas, Toledo también dispone de tarjetas o pulseras turísticas que permiten recorrer la ciudad y entrar en los distintos monumentos de la forma más sencilla posible. Normalmente, este tipo de tarjetas engloba una serie de lugares a los que se puede acceder facilitando el ahorro económico de los usuarios que la adquieran y, por supuesto, saltarse las posibles colas de espera. Las más demandadas son la Toledo Card y la Toledo Pass Green Label, la cual incluye visitas guiadas. En el caso de no querer hacerse con alguna de ellas, si se cuenta con carnet de estudiante, docente o jubilado se podrá conseguir descuentos en varias entradas.

Disfrutar de la noche toledana

Al caer la noche, Toledo se transforma en un escenario mágico donde las luces y las sombras juegan un papel clave en la imaginación de los visitantes. Es, sin duda alguna, una experiencia increíble el poder recorrer sus calles y monumentos a la luz de la luna. Ya sea invierno o verano, la ciudad mantiene ese encanto especial que se verá acentuado por los diversos tours y visitas nocturnas que se organizan y que permiten acceder a lugares misteriosos que no suelen abrir normalmente al público. Además, es una alternativa perfecta para conocer la historia, las leyendas y curiosidades que encierra la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: