Operacion-Kitchen

¿Qué es la operación Kitchen? Las claves del presunto espionaje a Luis Bárcenas

De la cocina del PP en las cloacas del Estado. Si la sentencia sobre la primera época de la Gürtel consideró probada la existencia de una caja B en el PP, la operación Kitchen demostraría las cloacas del Estado de la era Rajoy con Jorge Fernández Díaz al frente del Ministerio de del Interior. Un caso que, además de ser investigado en los tribunales, también lo será en el Congreso y que hace temblar el PP, después de que el ex secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, haya amenazado de declarar todo lo que sabe a la justicia.

En una entrevista de ayer en el diario El País, Martínez señala a Fernández Díaz. Dice que supo de la operación por el entonces ministro del Interior. “Supe de la operación por el ministro. Me llamó, no recuerdo si un sábado o un domingo por la tarde, para decirme que un confidente colaboraría con la policía para ver lo de Bárcenas. ” En la entrevista, Martínez también señala al coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos. “Mi misión era firmar talones para el pago de estos fondos reservados, pero desde una perspectiva administrativa.

Conmigo, firmaba el coronel Diego Pérez de los Cobos, que era quien se encargaba de supervisar que hubiera todas las firmas pertinentes, desde la del policía que pedía los fondos para pagar el confidente hasta la cúpula de Interior, de uno en uno. “pero desde una perspectiva administrativa. Conmigo, firmaba el coronel Diego Pérez de los Cobos, que era quien se encargaba de supervisar que hubiera todas las firmas pertinentes, desde la del policía que pedía los fondos para pagar el confidente hasta la cúpula de Interior, de uno en uno. “pero desde una perspectiva administrativa. Conmigo, firmaba el coronel Diego Pérez de los Cobos, que era quien se encargaba de supervisar que hubiera todas las firmas pertinentes, desde la del policía que pedía los fondos para pagar el confidente hasta la cúpula de Interior, de uno en uno”.

¿Qué es la Kitchen?

Es la séptima pieza separada del caso Tándem, que investiga los negocios del comisario jubilado José Manuel Villarejo -en prisión desde 2017-, que abrió el juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea en 2018 a raíz de un pendrive encontrado en casa de Villarejo. Meses después, el caso pasó al juez Manuel García Castellón.

¿Qué se investiga?

Si “órganos superiores y / o directivos de la administración del Estado” encargaron un dispositivo policial en el que se contrató el chófer de Bárcenas para evitar que la documentación comprometida para el PP que guardaba el extesorero incorporara a la investigación de la caja B del partido.

¿En qué consiste?

En una trama parapolicial, presuntamente orquestada desde la cúpula del Ministerio del Interior, pagada con fondos públicos para espiar Bárcenas.

¿Qué la motivó?

La filtración a la prensa de los papeles de Bárcenas, 2013, y que el extesorero amenazas de cantar. Es la época del SMS de Rajoy “Luis, sé fuerte.”

¿Cuándo empieza?

El 25 de julio de 2013, diez días después de que Bárcenas declara al juez que el PP tenía una caja B. Fernández Díaz era ministro del Interior; Francisco Martínez, su segundo, y Ignacio Cosidó, director general de la policía española.

¿Cuál era el objetivo?

Robar a Bárcenas la documentación que guardaba sobre la financiación ilegal del partido que podía comprometer sus dirigentes entonces al gobierno y destruirla.

La policía patriótica

Entre los investigados, hay Eugenio Pino y varios colaboradores suyos, lo que se conoce como la brigada política o patriótica del Ministerio del Interior en la etapa del PP. Su objetivo era llevar a cabo operaciones contra el independentismo en Cataluña y Podemos. Pino y el ex inspector Bonifacio Díez han sido juzgados por el pendrive de la familia Pujol que sirvió para que la UDEF la incriminara. El tribunal absolvió a Pino a pesar de admitir que había decidido utilizar el historial informático de Pujol Ferrusola sabiendo que no había sido obtenido legalmente.

Fernández Díaz

Le implican cuatro mensajes que envió entre julio y octubre de 2013 a Francisco Martínez, y que éste guardó, e incluso hizo levantar acta judicial. Los mensajes han servido a la fiscalía para pedir la imputación del ex ministro. En el primero, señala a Martínez al entonces chófer de Bárcenas como pieza importante y en el último le dice que la operación ha sido un éxito y que “se ha volcado todo (2 iPhone y 1 iPad)”.

¿Y Rajoy?

El nombre del ex español sale en las conversaciones pinchadas Villarejo y un informe de asuntos internos de la policía lo vincula con la operación.

El PP de Casado

La cúpula del PP ha utilizado el mismo cortafuegos que Felipe VI con su padre y se ha desvinculado de la anterior dirección. Casado dice que él era diputado de Ávila. Pero el nombre del secretario general del PP, Teodoro García Egea, sale al escrito de la fiscalía, ya que en 2019 recibió Francisco Martínez en su despacho para saber que este último no iría en las listas del PP para el 28-A.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: