Chica escuchando música

Todo lo que debes saber sobre las canciones sin copyright

Cuando se trata de ahorrar dinero en proyectos audiovisuales como vídeos en Instagram o Facebook, las canciones sin copyright son una alternativa rentable y económica. La música libre de derechos de autor está disponible para todo tipo de marcas, negocios, empresas y proyectos.

Los hábitos de consumo de la población han cambiado radicalmente en los últimos años. Ahora millones de consumidores prefieren ver vídeos de sus marcas o negocios favoritos en lugar de imágenes o texto. Sin embargo, las empresas se encuentran con un gran problema a la hora de poner en marcha una estrategia de videomarketing: la música con copyright.

La buena noticia es que empresas y particulares pueden usar canciones sin copyright. Esta alternativa totalmente legal y segura puede ser empleada en numerosos proyectos: desde vídeos para redes sociales o YouTube, hasta para cursos online, cuentos infantiles o para presentaciones o vídeos educativos.

¿Qué es la música sin copyright?

La música sin copyright se refiere a canciones libres de derecho de autor. Esto quiere decir que los consumidores solo deben pagar una vez para disfrutar de la licencia de una canción durante el tiempo que lo necesiten.

Erróneamente, algunas personas consideran que las canciones sin copyright son gratuitas, pero realmente, para usar la música libre de derechos de autor es necesario comprar una licencia, ya que a diferencia de las canciones con copyright, estas canciones pueden ser usadas de por vida.

¿Cuáles son los usos de la música sin copyright?

Lo mejor de la música sin copyright es que es muy versátil y puede utilizarse para diferentes proyectos, de acuerdo con las necesidades de cada usuario. Por ejemplo, muchas empresas utilizan canciones libres de derechos de autor para ambientar tiendas y comercios, para sus anuncios online, para ambientar el ascensor o consultorios médicos, y para hoteles de lujo.

Además, la música sin copyright también puede ser utilizada para televisión, realidad virtual, gameplays, para entrevistas laborales, clases de yoga, ambientar supermercados o tiendas de alimentación, discotecas y bares de copas, cafeterías y pubs, así como para videojuegos, salones de belleza, obras teatrales, conferencias, charlas motivadoras y vídeos corporativos.

Otros usuarios también utilizan las canciones libres de derechos de autor para sus blogs personales, para mostrar clases virtuales, ambientar cortometrajes o podcast, y para vídeos con fotos.

Ventajas de usar canciones sin copyright

Cada vez más empresas y particulares deciden utilizar canciones sin copyright para sus diferentes proyectos. Esta alternativa 100% legal, brinda a los usuarios numerosos beneficios y ventajas, como los que se enumeran a continuación.

Es rentable

Cuando se compran canciones con copyright, las empresas y particulares deben pagar continuamente la licencia de los temas, cada vez que sea necesario para un proyecto comercial. Afortunadamente, los usuarios solo deben pagar una sola vez las canciones sin copyright para usarlas de por vida.

Se obtiene lo que se paga

Contrariamente a lo que algunos consideran, las canciones sin copyright son elegibles para la distribución o transmisión en plataformas como Instagram, Facebook o YouTube. Esto quiere decir que al pagar la licencia de música sin copyright, los usuarios pueden disfrutar con temas de gran calidad, sin el riesgo de que las plataformas las quiten y no se puedan escuchar.  

Se adapta a cualquier gusto y necesidades

No es un secreto que el mercado de canciones sin copyright ha crecido de forma exponencial en los últimos años. Por esta razón, ahora es posible encontrar música para todos los gustos, necesidades y preferencias.

Las empresas y particulares pueden elegir entre temas especialmente compuestos para gimnasios, spa, salones de belleza, clases virtuales, vídeos de opiniones y reseñas de productos hasta ambientar fiestas infantiles o el ascensor.

Como se puede ver, las canciones sin copyright son una excelente alternativa para ambientar diferentes proyectos. Al comprar la licencia de música sin derecho de autor, los usuarios pueden utilizar sus canciones favoritas de por vida, de forma completamente legal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: