Digitalización de Pymes y autónomos

Descubre un programa de ayudas y subvenciones enfocado en la digitalización de Pymes y autónomos

La digitalización es esencial para que las Pymes y los autónomos puedan crecer en el mercado. Sin embargo, implementar soluciones tecnológicas es un proceso que requiere de una gran inversión, y que no todo el mundo puede pagar. A través de un nuevo programa de ayudas y subvenciones, las Pymes y los autónomos tienen la oportunidad de aprovechar estas soluciones para impulsar su proyecto.

¿Qué es este programa?

El programa Kit Digital se trata de un programa público de ayudas económicas para las Pymes y los autónomos del país, de esta manera facilita la adopción de soluciones tecnológicas para la digitalización de sus proyectos.

Las ayudas provienen de los fondos Next Generation EU, por lo que es posible contar con un capital bastante amplio, al cual pueden acceder los emprendedores si cumplen con los requisitos solicitados.

Mediante este bono digital, las Pymes y los autónomos pueden usar herramientas digitales eficientes para aumentar la escala de su operatividad y servicios, adentrarse en nuevos mercados y desarrollar su potencial para alcanzar la madurez digital.

El correcto uso de estas herramientas digitales asegura a los emprendedores una mejora en su productividad y un aumento de la competitividad, permitiendo un crecimiento más óptimo, y una mayor rentabilidad.

Estas subvenciones se entregan desde el 26 de febrero del presente año, y en los siguientes meses se lanzarán otras dos convocatorias. Para que las Pymes y los autónomos puedan acceder a este bono digital, deben cumplir con varias condiciones y requisitos establecidos por las autoridades competentes.

El primer requisito del Kit Digital es ser una pequeña empresa, autónomo o microempresa, así como que la empresa no esté en crisis, y esté al corriente de sus pagos tributarios y frente a la Seguridad Social.

También es importante no cometer ninguna de las prohibiciones establecidas en la Ley General de Subvenciones, así que los emprendedores deben inscribirse en el Censo de empresarios, profesionales y retenedores, o en el equivalente de la Administración Tributaria Foral.

Una empresa pequeña, microempresa o autónoma, no debe contar con una orden de recuperación pendiente por causa de una decisión previa de la Comisión Europea. El límite de ayudas mínimas no debe superar los 200.000 euros.

Por último, es necesaria una evaluación del nivel de madurez digital, algo que es posible obtener con un test de diagnóstico a través de la plataforma Acelera Pyme.

Al cumplir con estos requisitos, las Pymes y los emprendedores tienen la oportunidad de acceder al Kit Digital para conseguir las soluciones necesarias con las que poder digitalizar el negocio y crecer en el mercado.

¿Para quiénes son estas ayudas?

Existe una segmentación de empresas para otorgar dichas ayudas económicas, que divide los proyectos en tres grupos. En el Segmento I se encuentran las pequeñas empresas con una nómina entre 10 a 49 empleados, las cuales recibirán un bono de 12.000 euros. En el país hay unas 150.000 en este segmento.

En el Segmento II entran pequeñas empresas y microempresas con 3 a 9 trabajadores, y recibirán un importe de unos 6.000 euros. Se estima que existen alrededor de 1.100.000 en el país.

Por último está el Segmento III, que incluye las antes mencionadas y los autónomos, o personas en situación de autoempleo, que cuentan con 1 o 2 trabajadores, las cuales obtendrán un bono digital de 2.000 euros.

Las Pymes y autónomos que deseen aprovechar el Kit Digital y no sepan cómo hacerlo, o bien, no cuenten con el tiempo suficiente, ahora disponen del servicio de un agente digitalizador. Se trata de una empresa homologada por el Gobierno que ayuda a los emprendedores a conseguir la subvención que se concede para la digitalización, realizando los diferentes trámites, y asegurándose de cumplir con los requisitos y entregar los documentos adecuados.

En otras palabras, solicitará información a las Pymes y autónomos para enviarla a la Administración Pública, para después gestionar los procesos necesarios con el fin de poder cobrar el bono digital.

Gracias a esto, los emprendedores podrán ahorrar tiempo y esfuerzo, con la seguridad de que la solicitud y los posteriores trámites se podrán gestionar de la forma correcta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: