Menorca el destino perfecto

Menorca, destino perfecto para viajar en familia

Unas vacaciones con niños requiere de un nivel de planificación adicional al que necesitaríamos de viajar solos o en pareja, dado que los pequeños tienen algunas necesidades particulares en lo referente a entretenimiento. Menorca, la menor de las Islas Baleares, es uno de los destinos “family friendly” preferido por los viajeros, entre otras cosas, por sus paradisíacas playas que se alejan completamente de la rutina citadina.

Menorca cuenta con un gran número de hoteles para niños; se tratan de hoteles y apartamentos donde la familia al completo puede alojarse con total comodidad y disfrutar de todas las actividades que la isla tiene para ofrecer.

5 cosas que hacer en Menorca cuando viajamos con niños

Siendo un destino de playa, los paseos a la línea de costa para disfrutar del sol y las blancas arenas características de la isla será el paseo más común para toda la familia. Sin embargo, existen algunos planes adicionales con los cuales completar un viaje de ensueño, que todos los miembros de la familia puedan disfrutar por igual.

Visitas a los faros

Los faros siempre ha sido parte fundamental de las diferentes historias de piratas que suelen adorar los más chicos y en Menorca existe nada menos que 7 faros dispersos por toda la isla, cada uno con un encanto propio y vistas impresionantes.

Faro en Menorca

Visitar los faros de la Cavalleria y el de Favàritx, es una de esas actividades que no podemos dejar pasar, sobre todo cuando viajamos con niños.

Disfruta los platos típicos

Algo genial de viajar en familia es tener la oportunidad de descubrir nuevas culturas a través de la gastronomía y, en Menorca, hay platos para complacer a todos los paladares. Los niños disfrutarán de una variedad de postres bastante amplia.

Cala Macarella y Macarelleta

Como buen destino de playa, la isla cuenta con impresionantes calas con paisajes de ensueño, cada una dotada de un encanto particular.

Para un viaje con niños, la recomendación principal será no perderse las calas Macarella y Macarelleta, dos playas pequeñas y vecinas con el típico paisaje mediterráneo de aguas cristalinas en tono turquesa y arenas suaves, finas y casi blancas.

Descubrir la impresionante flora y fauna local

La isla cuenta con una gran variedad de excursiones a sitios con cantidad de flores y animales como gaviotas, tortugas y mucho más. Seguro que esta actividad llamará la atención de los más pequeños y les permitirá disfrutar de animales conviviendo en su hábitat natural.

En el Parque Natural de S’Albufera des Grau, se puede disfrutar de acantilados abruptos, puntos de observación de aves y mucho más.

Ascenso a Mont Toro

Menorca no es una lista particularmente alta, sin embargo, el municipio Es Mercadal cuenta con uno de los puntos más elevados de la isla, que es Mont Toro, elevándose 358 metros sobre el nivel del mar.

Esta altura permite que el visitante disfrute de una de las vistas más impresionantes de toda la isla, divisando todo el lado norte. Sin lugara a dudas, una de las últimas actividades para completar una visita fenomenal y en familia a la más pequeña de las Baleares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: