Equipo necesario para la limpieza

La importancia de la desinfección en baños públicos

Todos los negocios y organizaciones deben seguir un procedimiento muy estricto para mantener la higiene de los baños de uso público, ya que se trata de un espacio que tiene incidencia en la percepción de calidad que tiene el usuario, sobre todo cuando se trata de restaurantes y oficinas.

Si el baño de casa concentra la mayor cantidad de gérmenes que se acumula en el hogar, los baños de uso público pueden convertirse en un importante foco de infecciones para el usuario cuando no se desarrolla una correcta rutina de limpieza y desinfección de las instalaciones a lo largo del día.

En las siguientes líneas, abordaremos el protocolo adecuado de desinfección en baños públicos y todos los espacios que son utilizados por un gran volumen de personas.

Adecuada selección de los productos químicos

Lo primordial es conocer el tipo de residuos que se producen en el baño y, en base a esa información, poder seleccionar el tipo de químicos adecuados para la correcta desinfección del espacio.

Desinfección en baños públicos

En general, los productos ideales para la limpieza y desinfección de baños públicos deben cumplir con las siguientes características:

  • Los limpiadores deben disponer de un pH inferior a 5. Esto, con el fin de asegurarnos la completa eliminación de las partículas incrustadas en las piezas cerámicas.
  • Una buena alternativa será el uso de limpiadores ecológicos que permiten una desinfección profunda y resultan amigables con el medio ambiente.
  • Los productos desinfectantes deben tener suficiente potencia fungicida que arrastre todas las bacterias del entorno.

El personal debe contar con todo el equipo necesario para la limpieza

En el momento de escoger los materiales para trabajar la limpieza de las instalaciones de un negocio, es necesario utilizar un código de color que permita distinguir los equipos utilizados para la limpieza de los baños públicos, de modo que no sean utilizados en otras áreas, disminuyendo la contaminación cruzada.

Adicionalmente a los productos de limpieza, el equipamiento propio del baño es fundamental. El baño siempre debe contar con papel higiénico, por lo cual es necesario:

  • Instalar dispensadores de gran capacidad tanto para el papel higiénico como para el secado de manos.
  • Utilizar dispensadores de jabón y mantener su carga.
  • Instalar dispensadores de gel antibacteriano en zonas de tránsito. Esta es otra alternativa para mejorar el nivel de higiene en las instalaciones de uso público.

Neutralización y eliminación de olores

Por la misma naturaleza de su función, los baños públicos tienen una tasa de contaminación odorífica bastante alta, en comparación con otros espacios de uso público como recepciones y pasillos.

Para prevenir este problema, es necesario aplicar algunas soluciones:

  • Utilizar ambientadores que ayuden a prevenir los malos olores o permitan camuflarlos gracias a un potente aroma que sirva como neutralizante.
  • Es necesario utilizar eliminadores de olores que faciliten la desintegración de partículas de olor que se encuentran en suspensión, los cuales actúan gracias a enzimas naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: