James Bond

Las mejores escenas en casinos en las películas de James Bond

Históricamente, el cine británico ha elegido situar muchas escenas y desarrollar la trama de sus películas en casinos. La importancia cultural de estas locaciones ha dejado escenas inolvidables, llenas de glamour. Por ejemplo, el famoso personaje James Bond aparece en una gran cantidad de escenas que transcurren en casinos. ¿Cuáles son las mejores?

El Chemin de Fer en El Agente 007 contra el Dr. No

Esta es la primera película del agente 007, y está protagonizada por Sean Connery, Ursula Andress y Joseph Wiseman. La historia está basada en la novela homónima de Ian Fleming. Fue un verdadero éxito de taquilla.

Por supuesto, este primer James Bond es el más glamoroso de todos. Es importante destacar que cuando se estrenó esta película, en 1962, los personajes debían enfrentarse cara a cara, ya que no existía el casino en línea ni el bingo online. La escena en cuestión ocurre en el ficticio casino londinense Le Cercle. Allí, el agente se enfrenta por primera vez a Sylvia Trench, en el juego de Chemin de Fer, una versión antigua del bacará, el Blackjack español. El ambiente de la escena es atractivo e intrigante. Cuando Trench le pregunta al agente 007 su nombre, él responde sigilosamente: “Bond, James Bond”, frase que ha quedado para siempre en la historia del cine.

Jugando al Backgammon en Octopussy

Octopussy es la película número trece de la saga de James Bond. Está protagonizada por Roger Moore, Maud Adams, Louis Jourdan, Steven Berkoff, y dirigida por John Glen. Su estreno oficial fue en el año 1983. Tuvo una excelente recepción, tanto de la crítica como de taquilla.

En la película, Bond viaja a la India para perseguir a un general que roba joyas al gobierno soviético. La escena transcurre en el casino de un hotel en Nueva Delhi. Allí conoce a Kamal Khan, príncipe afgano y antagonista del agente 007, y a Octupussy, su asistente. En el casino, los dos juegan una partida de Backgammon. James Bond decide apostar un huevo de Fabergé para engañarlo. Al utilizar los dados trucados de Khan, naturalmente, gana con estilo.

Los Diamantes son eternos

En esta película de 1971, séptima de la saga, James Bond juega nuevamente su suerte en un casino. Sean Connery protagoniza al agente por sexta y última vez. En esta ocasión, Bond se hace pasar por un contrabandista de diamantes para descubrir un complot de su enemigo Ernst Stavro Blofeld. El objetivo es impedir la operación de Blofeld, cuyo plan es utilizar los diamantes para construir un arma láser espacial y destruir Washington D.C.

La escena del casino es, prácticamente, inolvidable. Transcurre en el ficticio Whyte House Casino Hotel, en Las Vegas. El agente 007 está jugando a los dados mientras coquetea con Plenty O’Toole. Al ganar, decide ofrecerle cinco mil dólares de sus ganancias. Pero, quizás, esté esperando mucho a cambio.

Póker en Casino Royale

Después de más de cuarenta años en pantalla, Casino Royale es otra obra maestra. En 2006, la saga de suspense quizás, vuelve a su mejor etapa desde los días dorados de Sean Connery y Roger Moore.

La película es una de las adaptaciones más famosas de la primera novela de Ian Fleming. Además, también tiene una gran cantidad de escenas de juegos de cartas, muchas más que cualquier otra película de James Bond.

El agente secreto británico participa en un juego de póker Texas Hold’Em en el lujoso Casino Royale. Mientras tanto, intenta vencer a Le Chiffre, un villano de la vieja escuela. Una escena larga, con un gran trabajo sobre los diálogos y la tensión entre los personajes. Sin dudas, una película para los amantes del póker.

Otra vez Chemin de Fer en Thunderball

El antiguo juego de baccarat Chemin de Fer aparece nuevamente en la película Thunderball. Se estrenó en 1965, con Sean Connery, Claudine Auger, Adolfo Celi, y Luciana Paluzzi. Esta vez, el agente 007 juega una partida contra el villano Emilio Largo. El suspense entre ambos es admirable. Actúan como si no se conocieran e intentan superarse el uno al otro. ¡Por supuesto, Bond termina venciendo a Largo!

En conclusión, James Bond siempre ha demostrado destreza para las cartas, además de una elegancia única. En cada una de estas películas, el personaje analiza con sobriedad y estilo a sus oponentes, más allá de la partida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: