Cómo mantenerse al día en la terminología de marketing digital

Cómo mantenerse al día en la terminología de marketing digital

El lenguaje está en constante movimiento. La real academia española actualiza su diccionario cada año y cada vez son más las palabras que pueden llegar a escaparse a nuestros conocimientos. Esta realidad, que siempre nos ha acompañado, se ha visto acrecentada con la introducción de palabras o vocablos que vienen del inglés y cada vez se usan más en los puestos de trabajo.

El lenguaje 2.0

Puede que los anglicismos siempre hayan formado parte de nuestras vidas (quién en su sano juicio se referiría al fútbol como balón-pie), pero desde la aparición de internet esto se ha multiplicado de manera considerable.

Mientras en España estaba de moda poner nuestros propios emoticonos, en el resto del mundo ese mítico xD era sustituido por un LOL. La conexión entre países fue creciendo de forma incontrolable. Lo que al principio eran unos mensajes por medio de una plataforma ahora completamente en desuso, pronto se convirtió en redes sociales y teléfonos inteligentes. La web 2.0 vio la luz y dejó de importar la punta del mundo en la que se estuviese.

Pero esto no solo ha afectado a los adolescentes, es una realidad que se ha trasladado a muchos campos profesionales, sobre todo a aquellos relacionados con el mundo online.

Así pues, llegaron a nuestras vidas terminologías nunca antes escuchadas. El lenguaje 2.0 se instauró y empezamos a usar con normalidad palabras como mailing, quality score o trending topic. Palabras y expresiones que normalmente están relacionadas con el mismo campo: el marketing digital.

El marketing digital, un lenguaje propio

Si hay un sector que ha visto la luz gracias al desarrollo de internet, ese ha sido el del marketing digital. Las mejores empresas invierten cifras millonarias para que sus productos tengan un buen posicionamiento en las redes.

El marketing digital un lenguaje propio

El propio nombre de la profesión ya indica que los anglicismos forman parte de su día a día. Se trabaja con conceptos nacidos en Estados Unidos y, algunos de ellos, no llegan siquiera a traducirse cuando se incorporan a otros idiomas.

Normalmente, aquellos que deciden dedicarse profesionalmente al marketing digital, ya están familiarizados con el lenguaje 2.0 y son capaces de ubicar cada palabra con su significado. Pero no siempre es así.

Esta realidad no va a ir a menos. Cada vez son más y más las palabras que se ponen de moda gracias a la conexión mundial que estamos viviendo. Dentro de un sector como el marketing digital, también en constante movimiento, esto puede llegar a multiplicarse de forma incontrolable.

Pero no solo los anglicismos son parte de este mundo. Cientos de términos se han instalado en nuestro mundo y, por mucho que estén en castellano, pueden llegar a ser confusos o, simplemente, imposibles de entender sin una explicación previa.

Por esta razón, es un imperativo aprender las nuevas definiciones y poder aplicarlas con normalidad en nuestro vocabulario.

Los diccionarios online para los términos online

Como toda duda existente, internet está aquí para ayudarnos. Por lo que si el marketing digital ha pasado la barrera de cantidad de palabras que puedes llegar a aprender, existen plataformas que pueden solucionarte este problema.

Por ejemplo, el Glosario Digital de Arimetrics ofrece todo un abanico de términos de marketing digital que, sin duda alguna, resolverá cualquier incógnita alrededor de una palabra.

Así pues, si estás en pleno horario laboral y empiezan a surgir conceptos como análisis de cohortes o design thinking, no tiene por qué cundir el pánico. Estas herramientas han ordenado de forma alfabética todos los términos y han adjudicado una definición clara de cada uno de ellos.

Mantenerse actualizado es prácticamente una obligación en los tiempos que corren, por lo que es de agradecer que la tecnología nos permita conocer mejor aquello relacionado con la propia tecnología. La evolución del lenguaje cada vez es mayor, los términos se incorporan a los trabajos de forma natural y está en nuestras manos aprenderlos o quedarnos al margen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: