Las golosinas no pueden faltar en una Primera Comunión

Las golosinas no pueden faltar en una Primera Comunión

La infancia es una etapa de crecimiento que al pasar se teje con experiencias de amor, apoyo de padres, maestros y guías espirituales. Es la fase de la vida que se define como un tiempo de aprendizaje y ratos entretenidos entre amigos, con quienes jugar es cosa de todos los días, sin restricciones de horarios y compartiendo momentos especiales, como el cumpleaños, la navidad o la Primera Comunión.

Cualquier ocasión que reúna a un grupo de niños bajo un mismo techo debe permitirles disfrutar de momentos de sana diversión con juegos divertidos y las infaltables golosinas.

¿Cómo elegir las chucherías para la Primera Comunión?

Preparar la Primera Comunión es un evento que indistintamente de dónde se lleve a cabo, ya sea en la casa, un restaurante o recinto apto para la ocasión, implica tener en cuenta una gran cantidad de detalles que definirán a esta fecha como algo muy especial para recordar muchos años después.

Cómo elegir las chucherías para la Primera Comunión

Antes que nada, hay que pensar en todo lo que requiere la ceremonia religiosa y luego, lo que se relaciona con la celebración del recibimiento de Jesús en el corazón del niño, junto a sus familiares y amigos más cercanos. Para que esta fiesta sea un éxito rotundo, hay que ser cuidadoso con cada pormenor, desde el atuendo que vestirá, velas, biblia, rosario, pasando por el libro de mensajes de los invitados y llegando a lo más exigente, la elección de un adecuado y exquisito menú.

La comida, ese día, debe incluir entre otras cosas, una majestuosa y deliciosa torta, una sabrosa gelatina y muchos caramelos de diversos sabores, ya sea para compartir con los asistentes o colocar dentro de los recordatorios que se darán, por lo que un aspecto tan importante como la elección de chucherias para comuniones debe ser manejado por expertos en el mundo de los dulces, gente que conozca y trabaje con delicadeza  las mejores golosinas, sean de frutos secos, chocolates varios e infinidad de artículos de fiesta que son posibles encargar por Internet.

Un segmento que no para de sorprender

El mercado ofrece una gran variedad de posibilidades que se pueden adquirir en ofertas especiales, de múltiples marcas e infinidad de combinaciones comestibles, por ejemplo, sin gluten, de frutos rojos o negros, teniendo un toque o como ingrediente principal frutas tales como la naranja, grosellas, moras, fresas, y hasta frambuesas. También  están las elaboradas básicamente de azúcar, con terrones de ensueño, divertidas gomitas, o suaves nubes de marshmallow; artículos perfectos que varían en forma, finura y color, encantando a cualquier niño.

Este sector se ha desarrollado intensamente y no para de sorprender, con chuches de variados ingredientes, no solo dulces, ya que también las hay agrias y hasta saladas con formas de gusanitos, ositos, hamburguesas o patatas, que se fabrican a base de harinas de cereales y varaidos aromas artificiales.

En caso de elegir dulces como recordatorios de la comunión, estos pueden regalarse dentro de hermosas bolsitas de papel, una cajita con delicados lazos, envases desechables envueltos en papel crepé, coloridos cucuruchos y hasta dentro de unos globos llenos de caramelos, piruletas de nubes, obleas, galletas y bombones.  Los especialistas presentarán las chucherías de forma tal de cautivar el ojo y deleitar el paladar de los comensales o invitados, que se llevarán consigo una hermoso recordación de la fecha que los reunió.

Presentar la idea y escoger la mejor opción

Elegir las chucherías será parte de la lista de compras y asuntos por resolver, descansando esta tarea en un equipo que facilite la decisión que puede tomarse desde la comodidad del hogar y en familia, al visitar el sitio en internet, revisando con calma ideas originales aptas para todos los bolsillos y hojeando las mejores ofertas, presentaciones y decidiendo los artículos a incluir.

Las golosinas son parte de la etapa infantil, son un motivo para que el niño o niña, vestido de gala, sienta el orgullo de ser el protagonista de esta especial celebración religiosa, en la que los asistentes crean recuerdos con un dulce toque, para recibir a Jesús con amor, alegría y mucha fe. Ciertamente, las mesas de dulces o golosinas no pueden faltar en ninguna celebración y menos si se trata de un niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: