Leche en polvo para hostelería

Leche en polvo para hostelería

La leche en polvo es un producto natural elaborado a partir de leche líquida, recogida cuidadosamente en granjas seleccionadas. Su proceso de fabricación conserva todas las cualidades nutricionales (proteínas, vitaminas y minerales) y el buen sabor de la leche.

La leche en polvo es ideal para preparar bebidas calientes, ofrecer a la clientela un toque gourmet al final de una comida. Estas leches en polvo se adaptan perfectamente a las máquinas expendedoras para los desayunos de vending, dispensing y cápsulas.

Todos sabemos que la leche en polvo puede utilizarse en la cocina en recetas dulces o saladas. Este producto no diluye ni enfría la bebida caliente, resaltando mejor el sabor del té o el café. También es una ayuda culinaria indispensable para absorber el agua de las verduras y garantizar una mejor conservación de la repostería.

Leche en polvo, leche deshidratada o leche instantánea

Todas estas denominaciones se refieren a la leche a la que se le ha eliminado casi toda el agua. Almacenada en un pequeño volumen, se conserva mucho más tiempo que la leche líquida. ¡ Súper práctico! por lo que es ideal para negocios de hostelería.

Existe en el mercado una gran presencia en materia de fabrica de leche en polvo. Esta se ha abocado a ofrecer una variedad de opciones de preparados lácteos, especialmente la leche en polvo granulada que es una de las que en la actualidad se ha destacado por sus ventajas que satisfacen las exigencias que surgen en hoteles, restaurantes, brasseries, cafés, bares o cafeterías, la hostelería en general.

Algunos tipos de leche en polvo para hostelería

Se recomienda una lista de 11 tipos de leche que ofrecen sabores, texturas en el paladar y consistencias diversas. Escoger la apropiada será muy sencillo, con solo ver las propiedades de cada uno en el catálogo de Simat:

  1. PURE 100% MILK: 100% desnatada granulada en polvo.
  2. Semi Leche granulada 100% semidesnatada y sin azúcares añadidos.
  3. NAT TOPPING 100% contenido lácteo. A base de leche desnatada.
  4. ROJA SIN. Preparado lácteo en polvo granulado.
  5. NEVADA. Preparado lácteo granulado.
  6. FRESCA Lácteo semi sin conservantes ni colorantes. 
  7. MILK CREAM Preparado lácteo granulado con leche entera en polvo. 
  8. MILK ROJA Preparado lácteo granulado con leche desnatada en polvo.
  9. SIMAT CREAMER Preparado lácteo granulado dulce.
  10. Preparado lácteo sin LACTOSA.
  11. WHITENER Preparado en polvo sin leche con grasa vegetal.

¿Y para qué sirve la leche en polvo?

  • Se acabaron los grumos: basta con sustituir la leche líquida por leche en polvo y añadir un poco de agua al final de la preparación. Las tortitas serán suaves y esponjosas y se conservarán más tiempo. La bechamel está lista en un santiamén.
  • Mejor conservación de los pasteles y la bollería: retrasa la deshidratación y el secado del pan, los pasteles y la bollería y, por tanto, garantiza una mejor conservación. Permite hinchar los platos y también evitar el exceso de grasa. Además, aporta textura y suavidad a las cremas.
  • Sujeción y textura de flanes y tartas saladas: al absorber el agua de las verduras, mantiene la mezcla unida y evita la formación de un líquido poco apetecible en el fondo del plato. El resultado es ligero, esponjoso y, en el caso de las tartas, crujientes. Basta con añadir a la preparación de 20 a 30 g de leche en polvo.
  • Un color dorado para la bollería: la leche realza el color dorado de las galletas, bollos y otras pastas.
  • Obtener masas más blandas: perfectamente desmenuzables y aporta una nota suave y láctea a los postres.
  • Suavidad en las veloutés (salsa clara de aves o ternera): más suaves y melosas, el sabor de las verduras se conserva con un delicioso sabor lácteo.

¿Cómo elegir la leche en polvo? ¿Cómo guardarlo, cómo utilizarlo?

  • Cómo elegir: al igual que la leche líquida, la leche en polvo puede ser entera, semidesnatada o desnatada, entre otras formas.
  • La vida útil: la leche en polvo puede conservarse un año sin abrir y un mes después de abrirla, todo ello a temperatura ambiente.
  • Utilización: fácil de almacenar y ligero de transportar, 100 g de polvo dan para 1 litro de leche. En la cocina, puede utilizarse tal cual, sin reconstitución previa, en muchas recetas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: