El líder opositor y presidente de la Asamblea Nacional

El líder opositor y presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se declara presidente "interino" de Venezuela.

Juan Guaidó se declara “presidente interino” de Venezuela con el reconocimiento de Trump

Juan Guaidó, de 34 años, elegido para encabezar el parlamento venezolano el 5 de enero, se declaró «presidente interino» del país en espera de nuevas elecciones. Estados Unidos, Canadá, Colombia, Perú y Brasil ya lo han reconocido como tal.

Juan Guaidó, el presidente del parlamento venezolano controlado por la oposición, se declaró a sí mismo «presidente» interino el miércoles ante decenas de miles de simpatizantes reunidos en Caracas para protestar contra el presidente Nicolás Maduro. «Juro asumir formalmente los poderes del Ejecutivo Nacional como Presidente en ejercicio de Venezuela para lograr (…) un gobierno de transición y obtener elecciones libres», dijo Juan Guaidó desde una tribuna.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció de inmediato que reconocía al líder opositor de 35 años como el presidente interino del país. «Hoy, reconozco oficialmente al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela», dijo en un comunicado. Además, Washington dijo que «todas las opciones» estaban sobre la mesa si Nicolás Maduro recurre a la fuerza.

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, también felicitó a Juan Guaidó. «Está muy agradecido por el retorno de la democracia en este país», escribió en tuit. Canadá también ha reconocido a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, después de la Casa Blanca. Brasil, liderado desde principios de mes por el presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro, también ha reconocido al líder de la oposición como el presidente legítimo, junto con Paraguay, Perú, Chile y Colombia. México ha mantenido su apoyo al presidente Maduro.

En la Puerta del Sol de Madrid varios miles de venezolanos residentes en España se sumaron a las multitudes de Caracas entre gritos y vítores, mostrando su apoyo al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. El líder del Partido Popular, Pablo Casado, mostró su apoyo al nuevo “presidente interino” al grito de «Viva Venezuela» y pide a Gobierno de Sánchez «liderar a los países europeos» para que reconozcan a Juan Guaidó como presidente legítimo.

Al mismo tiempo, la Corte Suprema de Venezuela, la jurisdicción más alta del país, formada por adherentes al régimen, ordenó una investigación criminal contra miembros del parlamento, acusándolos de usurpar las prerrogativas del presidente Maduro. Los opositores y partidarios del presidente Nicolás Maduro han acudido a las calles el miércoles en el país, en un clima de alta tensión. Cinco personas murieron en desórdenes previos a la protesta. Los opositores, muchos de los cuales vestían de blanco, se reunieron en varios barrios de la capital y otras partes del país para exigir un «gobierno de transición» y nuevas elecciones.

Por su parte, los partidarios del gobierno, en su mayoría vestidos de rojo, se encontraron en otras partes de la capital para apoyar al jefe de estado y rechazar los reclamos de la oposición, consideran Como un intento de golpe de Estado orquestado por Washington. Las manifestaciones fueron precedidas por actos de violencia que mataron a cinco personas, incluido un niño de 16 años que murió a tiros en el oeste de Caracas. Otras cuatro personas murieron durante el saqueo en el estado de Bolívar (sur) donde se quemó una estatua del ex presidente Hugo Chávez (1999-2013). En esta fecha histórica, que conmemora el 61 aniversario de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, el 23 de enero de 1958, los opositores y simpatizantes del presidente socialista querían contar su fuerza.

Estas movilizaciones se organizan en un clima de tensión, dos días después del breve levantamiento de un grupo de 27 soldados que se refugiaron durante unas pocas horas en un cuartel en el norte de Caracas, llamando a la insurrección. Fueron arrestados rápidamente. El martes, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, mostró su solidaridad con la protesta de la oposición. Un llamado a un «golpe fascista», denunció Nicolás Maduro. A raíz del levantamiento de los militares, se registraron alrededor de treinta disturbios en los barrios populares de la capital y sus suburbios. En la noche, los tanques antidisturbios patrullaban la capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: