Japon planea verter agua contaminada de Fukushima en el oceano

Dos expertos del OIEA examinan el trabajo de recuperación en la parte superior de la Unidad 4 de la Central Nuclear de Fukushima Daiichi de TEPCO el 17 de abril de 2013 como parte de una misión para revisar los planes de Japón de desmantelar la instalación. Crédito de la foto: Greg Webb / OIEA. Flickr.

Japón planea verter agua contaminada de Fukushima en el océano

Después del terremoto y el tsunami en Fukushima en 2011, Tepco había almacenado más de un millón de toneladas de agua contaminada en los depósitos de los depósitos contaminados que se utilizaron para evitar la fusión del combustible.

Tokyo Electric Power (Tepco), propietario de la central nuclear de Fukushima severamente dañada por el terremoto y el tsunami de marzo de 2011, vertirá agua radiactiva directamente en el Océano Pacífico, dijo el martes el Ministro de Energía japonés.

Después del terremoto y el tsunami en Fukushima, Tepco había almacenado más de un millón de toneladas de agua contaminada en los depósitos que se utilizaron para evitar la fusión del núcleo del reactor. La compañía dijo que los sitios carecerán de espacio para 2022 para almacenar agua radiactiva. “La única opción será drenarlo al mar y diluirlo”, dijo el ministro de Medio Ambiente, Yoshiaki Harada. “Todo el gobierno lo discutirá, pero me gustaría dar mi opinión simple”.

Una hipótesis antes considerada

El ministro no dijo nada nuevo. Devolver los millones de toneladas de agua bombeadas a las instalaciones radiactivas de Fukushima y almacenadas en tanques en el sitio es una suposición abierta que ha estado en proceso durante años. En 2016, una comisión de expertos encargada por el Ministerio de Industria japonés (Meti) concluyó que esta opción era “la solución más rápida y menos costosa”, sin excluir otros medios “factibles”, aunque más Largo y caro.

La comisión de expertos de Meti había calculado que llevaría 7 años y 4 meses deshacerse de esta agua en el océano después de la dilución, por un costo estimado en 3.400 millones de yenes (28 millones de euros), mientras que las otras técnicas costarían entre 10 y 100 veces más por un período de 8 a 13 años. En el estado actual, no se ha decidido diluir esta agua en el mar porque las concentraciones de tritio y otros radionucleidos del agua parcialmente descontaminada permanecen por encima de los estándares. “El agua necesita cumplir con los estándares internacionales” antes de ser vertido al mar, dijo una fuente. El agua no conforme se filtrará nuevamente.

Tensiones con los países vecinos

Esta decisión podría provocar tensiones con países vecinos como Corea del Sur, que convocó a un diplomático de la Embajada de Japón en Seúl en agosto para responsabilizarlo de cómo Tokio intenta manejar el tema de las aguas radiactivas.Las plantas de energía nuclear en la orilla del mar descargan regularmente agua que contiene tritio en el océano, un isótopo de hidrógeno que es difícil de separar y se considera relativamente seguro. Sin embargo, TEPCO reconoció en 2018 que el agua en los tanques contenía otros contaminantes además del tritio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: