Crece la demanda de seguros de salud por el COVID-19

Crece la demanda de seguros de salud por el COVID-19

Es probable que en los últimos tiempos hayas decidido pasar a la acción contratando un seguro de salud. En tal caso has de saber que en esta web encontrarás el teléfono de las diferentes aseguradoras para que compares sus coberturas.

Se trata de un portal online que cada vez es visitado por más usuarios. De hecho, tu preocupación creciente es debida a un aspecto en concreto, el cual ha afectado al resto de internautas. En efecto, nos referimos al COVID-19

Virus que afecta física y psicológicamente 

Es innegable que la sociedad española siempre le ha dado a la esperanza de vida una cierta importancia. Sin embargo, el nivel de relevancia que adquiría no era el suficiente teniendo en cuenta que solo se vive una vez. 

Todo empezó a cambiar cuando el Coronavirus inició su expansión mundial. Primero fue China, aunque por aquel entonces en nuestro país no se prestaba demasiada atención a cada noticia que provenía de oriente. Sin embargo, le vimos las orejas al lobo cuando en Italia empeoraron a un ritmo alarmante. 

La frontera europea había sido cruzada, así que era cuestión de tiempo que llegase a España. El mes de marzo fue especialmente duro para todos los ciudadanos, ya que finalmente se comprendió que el virus era mucho más letal de lo que se creía en un primer momento. 

Sí, los principales afectados eran personas de avanzada edad. Sin embargo, había individuos con patologías que hasta ese momento desconocían, como la hipertensión, las cuales se combinaban con el COVID-19 para dar pie a un desenlace fatal

Incluso personas con una aparente salud de hierro sucumbieron ante un virus que no es tan implacable como otros, ejemplificándolo el ébola. Pero es capaz de propagarse a un ritmo vertiginoso

Con tal de evitarlo, el Gobierno de nuestro país tuvo a bien decretar un confinamiento que pasó una gran factura psicológica a muchísimos ciudadanos. El motivo era obvio: no poder salir de casa y tener que permanecer entre prácticamente cuatro paredes. 

¿Qué sucedió con aquellos que residían en viviendas de escasos metros cuadrados? La ausencia de terraza o patio causó graves trastornos psicológicos, de los cuales la sociedad empieza a darse cuenta ahora. 

De hecho, nos encontramos en unos momentos que nuevamente vuelven a ser complicados, ya que un segundo confinamiento global empieza a estar en boca de todos. 

Hasta ahora se están aplicando toques de queda, pero en zonas como Cataluña se plantea la posibilidad de decretar confinamientos de fines de semana. ¿Cómo afectará esto a la población? Sin entrar a valorar los percances económicos que ello acarree, es innegable que en términos psicológicos los daños serán de extrema gravedad

Ya de por sí el COVID-19 ha aumentado drásticamente la hipocondría. Las búsquedas de enfermedades en Internet se ven incrementadas día tras día, lo cual desaconsejan por completo los profesionales de la salud. Aun así, es difícil evitarlo ante la aparición de algún que otro síntoma que haga pensar que algo grave le sucede al individuo. 

Seguros de salud: tranquilidad y rapidez 

Ante la más mínima sospecha de que algo malo acontecía, los sujetos no dudaban en acudir a su centro de salud más cercano. ¿Cuál es el problema? La atención primaria estaba saturada –y sigue estándolo a día de hoy–. Recibir atención para, como mínimo, quedarse tranquilos, era inviable optando por la sanidad pública. 

Para suplir esta carencia están los seguros privados de salud. Siempre han tenido bastante calado en nuestra sociedad, pero últimamente más si cabe. Los ciudadanos se han dado cuenta de que pagar 30 o 40 euros al mes puede ser muy beneficioso para su salud no solo física, sino también psicológica. 

El simple hecho de lidiar con un alto tiempo de espera es evitado por completo. Incluso pruebas un tanto complejas se realizan al cabo de días o, como mucho, un par de semanas. Para tal fin se necesita una justificación sellada por el médico que solicita hacer la resonancia magnética o cualquier tipo de procedimiento un tanto costoso. 

Otros que no acarrean un gran desembolso sí conllevan tratar con un elevado tiempo de espera e incluso con denegaciones. Así lo demuestran las PCR, las cuales solo se llevan a cabo en determinados casos. Todo lo contrario sucede contando con un seguro de salud. 

Basta con abonar el importe correspondiente, el cual no es demasiado elevado, para que el test se efectúe en un tiempo récord. En cuestión de dos días se obtienen los resultados, sabiendo así si existe la posibilidad de contagiar o no a familiares y demás allegados.

Ante todas estas ventajas es comprensible que los seguros de salud se encuentren en pleno auge. Afortunadamente en Internet es posible comparar fácilmente las coberturas de todas las compañías que existen en la actualidad, contratando así la que más te convenza en función de tus necesidades y características.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: