Combatir el Covid-19

COVID-19: la higiene y la alimentación son cruciales para combatirlo

A pesar de que el ritmo de vacunación está llegando al ansiado porcentaje de inmunidad de rebaño del 70%, lo cierto es que aún queda recorrido para que la COVID-19 deje de ser una pesadilla. Por ello, debemos seguir lavándonos las manos a conciencia, mantener la distancia de seguridad, llevar mascarilla siempre que no pueda garantizarse la distancia con otras personas y llevar a cabo según qué precauciones en el hogar, como la limpieza de nuestros inodoros modernos para evitar que el virus se aloje en casa. Asimismo, no debemos olvidarnos de la importancia que tiene la buena alimentación para mantener altas nuestras defensas y el hecho de optar por buenos hábitos de vida. Es decir, llevaremos una alimentación equilibrada basada en frutas, verduras, carne blanca y pescado que nos aporte las vitaminas y nutrientes que necesitamos.

La mejor defensa contra la COVID-19 continúa siendo la higiene de manos

El lavado de manos es la frase que más hemos escuchado desde que estallase la pandemia. Sin duda, es el mejor remedio para no padecer la COVID-19. Gracias a la vacunación, algunas personas puede que sean asintomáticas o se contagien como si fuese un resfriado, pero no significa que no puedan enfermar. Cada cuerpo reacciona al virus de una manera y no es aconsejable exponerse. La precaución nuestra incide directamente en la salud de todos.

A la hora de combatir el virus tenemos que tomar algunas consideraciones para mantener la COVID-19 fuera de nuestro hogar. Lo mejor es descalzarse en el recibidor de nuestra casa y dejar los zapatos en la entrada del hogar en todo momento. Cuando vengamos de trabajar o de salir a pasear, lavaremos en la lavadora la ropa que nos hayamos puesto y nos introduciremos directamente en la ducha.

Es muy importante que no toquemos nada de nuestra casa si no nos hemos lavado las manos previamente o desinfectado las manos durante 30 segundos con gel hidroalcohólico. Posteriormente, limpiaremos el baño debidamente para garantizar nuestra salud y así, quedarnos tranquilos.

¿Y cuando vamos al supermercado? En este caso, es crucial que desinfectemos bien cada producto. En el caso de la fruta y la verdura, podemos poner un bol con agua y echar una minúscula gota de jabón para introducir en él nuestra compra. En el caso de productos como galletas, cereales o helados, bastará con desechar el packaging exterior.

Lo cierto es que el coronavirus no puede frenar nuestra vida. Debemos aprender a vivir con el virus y con la tranquilidad que aportan las vacunas. A pesar de ello, no significa que seamos inmunes en su totalidad ni que no podamos transmitir el virus. Tendremos que guardar distancias, llevar las mascarillas y tratar de comer o cenar en terrazas donde pueda fluir el aire.

No debemos olvidar que la mejor forma de erradicar el virus será la ciencia. Los descubrimientos científicos para nuestra vida cotidiana que se han realizado en los últimos meses serán fundamentales para tratar de volver a la vida que teníamos antes. En caso de que contribuyamos a combatir el virus a través de las recomendaciones expuestas en este artículo, aportaremos nuestro granito de arena para conseguirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: