Acondicionamiento de contenedores marítimos

Acondicionamiento de contenedores marítimos: opciones y consejos

El transporte marítimo de mercancías es una de las vías habituales que usan las empresas para importar y exportar productos de cualquier parte del mundo. Es una forma segura y económica respecto a otras opciones como el transporte aéreo o el terrestre, así que tanto grandes empresas como pymes recurren al transporte marítimo de forma frecuente.

Opciones de acondicionamiento de contenedores

No obstante, es necesario tener en cuenta empresas de trincaje que sean profesionales y que cuenten con una dilatada experiencia en el sector. Esto es fundamental para asegurar la integridad de las mercancías durante un transporte por vía marítima ya que, aunque es una forma segura de transporte, también es necesario tomar medidas de seguridad para proteger los productos.

¿Qué opciones de acondicionamiento de contenedores existen?

Entre las opciones de acondicionamiento de contenedores más habituales en el transporte marítimo destacan por su importancia las que se muestran a continuación:

Sales desecantes

Las sales desecantes se usan en el acondicionamiento de contenedores para que absorban las condensaciones de agua, así como la humedad que pueda presentarse en estos durante la travesía. Esto permite proteger la carga del contenedor de moho y demás desperfectos o corrosiones derivadas de una exposición continuada a la humedad del mar. Se trata de un producto de uso habitual, especialmente en contenedores con mercancías sensibles a la humedad.

Aislantes isotérmicos

Los aislantes isotérmicos para contenedores son el elemento de acondicionamiento más frecuente. A través de estos aislantes se pueden proteger los productos y mercancías de los cambios de temperatura que pueden experimentar los contenedores en alta mar. Con ello se evita la necesidad de usar contenedores especiales, de mayor coste, y además ayudan a mantener los productos a una temperatura estable y adecuada durante toda la travesía. El resultado es un producto más protegido y seguro ante las variaciones de temperatura.

Contenedores para gráneles y líquidos

En el caso de que sea necesario el almacenaje y transporte de gráneles y líquidos, es necesario contar con contenedores adecuados. Lo habitual es usar recipientes adaptados al transporte marítimo, que cuenten con propiedades antisépticas y que además sean 100% seguros para los líquidos o gráneles que transporta. Se trata de un tipo de acondicionamiento más preciso y complejo que los habituales.

Airbags de papel y rafia

El uso de airbags de rafia y papel es elemental para garantizar la integridad de los productos en caso de que se produzca un vuelco durante el transporte. Antes de que este tipo de productos de acondicionamiento se lanzaran al mercado, era habitual la entrega de mercancías con desperfectos originados por caídas y vuelcos durante el transporte. En la actualidad, estos airbags evitan todos estos inconvenientes tanto durante el transporte como durante el proceso de descarga.

¿Qué aspectos se deben tener en cuenta en el acondicionamiento?

Para asegurar la integridad de los contenedores y de la mercancía durante la travesía marítima, es necesario conocer los aspectos que pueden ocasionar más daños o desperfectos. El aspecto más importante a tener en cuenta es la humedad, puesto que es muy elevada en alta mar y puede ocasionar multitud de problemas a productos de toda índole.

Además de la humedad, también existe otro condicionante ambiental importante, la temperatura. Pero otros aspectos más precisos también deben ser tenidos en consideración a la hora de diseñar un acondicionamiento correcto para los contenedores. Es el caso del tipo de embalaje que se puede utilizar para proteger a los productos o mercancías. También el movimiento previsto durante la travesía debe tenerse en cuenta, en función de las características del buque o barco en cuestión.

Estos y otros factores deben ser tenidos en cuenta por cualquier empresa que desee realizar un transporte por vía marítima. Este tipo de información puede ser proporcionada por empresas de trincaje especializadas del sector, así que no resulta nada complicado conocer los condicionantes de la travesía para elegir los acondicionamientos necesarios para la protección de la mercancía.

El transporte marítimo permite a empresas de todo el mundo acceder a clientes repartidos por diferentes continentes y países, algo de lo que también se benefician los ciudadanos al poder comprar productos más económicos e innovadores que los fabricados por las empresas de su propio país. Y es que el comercio internacional de mercancías ha traído consigo mejoras de bienestar desde muchos puntos de vista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: