Consejos para escoger un limpiafondos de piscina

Consejos para escoger correctamente un limpiafondos para tu piscina

Un buen limpiafondos es fundamental para el mantenimiento de adecuado de nuestra piscina. En el mercado se encuentran disponibles diferentes marcas y productos con diferentes características, de modo que es necesario prestar atención a las ventajas y beneficios de cada uno de ellos para poder escoger el más adecuado.

¿Quieres saber qué limpiafondos debes elegir según tus necesidades? Presta atención a lo siguientes consejos y encontrarás una respuesta acertada.

¿Cómo elegir el mejor limpiafondos para nuestra piscina?

Existen tres tipos, los cuales se encuentran diseñados para recoger y deshacerse de la suciedad acumulada en el fondo de nuestras piscinas. Debemos tener claridad sobre las ventajas y desventajas de cada uno de ellos, entender su funcionamiento y, a partir de esa información, tomar la decisión de compra más acertada. Puedes ver una gran variedad de modelos aquí: limpiafondos piscinas Athena.

Manual

Este es el tipo más económico de limpiafondos, pero será el que mayor cantidad de trabajo requiera para el mantenimiento de la piscina. Son fáciles de utilizar y se adaptan bien a todas las partes de la piscina sin importar la profundidad.

Se componen de una boquilla que se encarga de aspirar los sedimentos que se almacenan en el fondo y las paredes de la piscina. Esta boquilla se conecta con un sistema de aspiración que tengamos instalado en la piscina, de modo que solo consumen la electricidad del propio sistema.

La limpieza se realiza de manera manual, trazando líneas paralelas sobre la superficie a la cual se le hará mantenimiento. Su principal ventaja es el bajo coste, sin embargo, el proceso debe completarse de forma manual, lo que ocupa una gran cantidad de tiempo dependiendo de las dimensiones de la superficie.

Eléctrico

Este tipo de limpiafondos es un robot programable que se alimenta de energía eléctrica, por lo que funciona de forma autónoma.

Limpiafondos para piscina

Funciona siendo programado para que trabaje durante una cierta cantidad de horas, pudiendo limpiar con este sistema las paredes de la piscina. Tienen la capacidad de filtrar agua a medida que realizan la limpieza, por lo cual se disminuye la necesidad de regular el PH y el cloro.

Son totalmente automáticos, con lo cual se logra un ahorro de tiempo y esfuerzo en la labor de dar mantenimiento a la piscina. Se conectan a la red eléctrica y no necesitan instalaciones complicadas, aunque su precio es el más alto de todos los tipos de limpiafondos disponibles.

Hidráulico

Se trata de un robot automático que utiliza la fuerza del sistema para moverse a lo largo del fondo de la piscina y eliminar todos los desperdicios y sedimentos acumulados. No tienen cables y se utilizan de una manera muy simple.

Requieren de poco mantenimiento dado que no poseen motores que puedan estropearse o sufrir desgaste con el paso del tiempo.

Son aconsejados para superficies planas y deben ser elegidos según la potencia de la bomba, ya que de lo contrario pueden funcionar de manera incorrecta, acumulando exceso de suciedad en el filtro o fijándose al fondo cuando se utiliza una bomba con demasiada potencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: