Cesta de Navidad

Cómo elegir la cesta de Navidad correcta

Aunque algunos nos neguemos a reconocerlo, el verano ya ha acabado y el frío empieza a llegar de forma progresiva. Esto significa que no queda mucho para una de las épocas más entrañables del año: la Navidad.

Para muchas personas, la Navidad es sinónimo de chocolate, familia y regalos. Una gran parte de los productos que se ponen en la mesa en estas fechas vienen de las cestas de Navidad de los familiares. Sin embargo, existe una gran diferencia entre las que reciben unos y otros y esto es, año tras año, objeto de crítica.

El tipo de cestas de Navidad que se regalan en una compañía y cómo se celebra la Navidad en ellas dice mucho de los valores de dicha empresa. Para muchas personas, las cestas de Navidad completas y para todos los empleados simbolizan la solvencia, solidez y generosidad de una empresa.

Aún así, es lógico que las compañías prefieran no gastar un exceso de presupuesto en estas cestas. Las navidades son fechas en las que muchas empresas sufren un incremento de sus gastos. Las felicitaciones a los clientes y proveedores, la decoración de las instalaciones o la cena de Navidad son sólo algunos de ellos.

Por este motivo, la compra online de cestas de Navidad para empresas no ha dejado de crecer en los últimos años. En ellas, es más fácil encontrar modelos de cestas con una buena relación calidad – precio. Además, estas se envían directamente al domicilio de los trabajadores, por lo que es una opción ideal para las compañías que prefieran ahorrarse la parte logística.

Tras los últimos años, en los que el teletrabajo ha marcado la forma en la que trabajan muchas empresas del país, es importante que tradiciones como esta no se pierdan. Los regalos corporativos y cestas de Navidad refuerzan el sentimiento de pertenencia a la empresa y el trabajo en equipo.

Al recibir en casa la cesta de Navidad, el empleado recordará los valores de la compañía para la que trabaja. Este sentimiento se repetirá cada vez que abra y comparta cada uno de los productos recibidos en el lote.

Además de los empleados, será interesante elaborar una lista de aquellos clientes, proveedores o empresas colaboradoras con las que se desea tener un detalle. Las navidades son fechas ideales para tratar de despertar un sentimiento de afinidad y estrechar lazos laborales. Pequeños gestos como estos pueden hacer mucho.

Al comprar las cestas de Navidad, es muy importante que las empresas tengan en cuenta la cantidad de empleados que tienen. En este sentido, también cabe recordar que no será justo enviar cestas solo a una parte de los empleados. Sin embargo, sí que se pueden elegir diferentes modelos de cesta para cada grupo de trabajadores.

Por ejemplo, se puede enviar una cesta completa o un regalo gourmet a los jefes de equipo y al personal cualificado, mientras que a los trabajadores rasos o personal operativo se le envía una modalidad de cesta más sencilla y económica.

Una vez claros el número de destinatarios y el presupuesto general, es el momento de elegir el tipo de cesta que más representa a la empresa y sus valores. En la actualidad, se puede encontrar una gran variedad de modalidades.

Será necesario que las empresas dediquen el tiempo suficiente a valorar el presupuesto disponible para estos detalles. Aunque pueda parecer un gasto tonto, es importante tener en cuenta la repercusión que estas cestas tienen en la imagen corporativa.

Cuando las compañías y empresas se encuentren con presupuestos reducidos, será mejor que opten por hacer un regalo original antes que enviar una cesta pobre y con productos de relleno. Estos regalos tienen un tamaño más reducido pero también pueden incluir productos de calidad y detalles personalizados.

Por su parte, los regalos gourmet o cestas más elaboradas pueden llegar a incluir un jamón ibérico, diversas botellas de vino, conservas, etc. Los productos exclusivos causarán una muy buena impresión en aquellos que reciban este detalle navideño.

En cualquier caso, en la elección de la cesta de Navidad ideal es importante que se priorice el producto nacional. Del mismo modo, los productos con denominación de origen denotarán un extra de calidad.

Algunas modalidades de cestas concentran productos de una determinada región, como los lotes de productos navarros, manchegos o riojanos. Será una excelente opción enviar este tipo de cestas a las personas y empleados con las que se quiera tener un detalle especial.

El tipo de empresa y sus valores también será importante a la hora de elegir la cesta más adecuada. Por ejemplo, si se trata de una empresa cuyos valores se fundamentan en la protección del medio ambiente y los animales, será mejor no incluir productos de origen animal. Para estos supuestos, existen las cestas de Navidad veganas o vegetarianas. Estas cestas contienen productos como el turrón, el vino, el aceite o los frutos secos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: