Cómo dar clase a adultos

Cómo dar clase a adultos

El ejercicio de la docencia es una tarea mucho más compleja de lo que la mayoría se imagina, más aún cuando los alumnos son adultos. Esto se debe a que el proceso de aprendizaje de los adultos es muy diferente al de un niño o adolescente. Los adultos tienen necesidades diferentes. Por ejemplo, tomarán clases para mejorar su CV, aumentar las probabilidades de ascenso, etcétera.

Aunque se sabe que cualquier momento de la vida es bueno para aprender, los adultos son alumnos atípicos, puesto que tienen necesidades particulares y, además, un nivel de expectativas diferente a las de las personas más jóvenes. La comprensión de estos y otros factores ha permitido que la educación evolucione, mejorando en gran medida los procesos de aprendizaje.

Los docentes y las instituciones educativas que participan en la formación adultos entienden todo lo anterior, razón por la cual especialistas se han dispuesto a desarrollar contenidos didácticos para cursos que atienden a las necesidades de aprendizaje de los adultos, en función de sus intereses y objetivos de realización personal. Además, existen empresas como Euroinnova Editorial que permiten acceder a los materiales didácticos necesarios para impartir formación de forma online, algo que ha cobrado una gran importancia dada la situación actual ocasionada por el coronavirus.

Características de la enseñanza para adultos

En primer lugar, es bastante usual que en las clases para adultos nos encontremos con estudiantes mucho más receptivos y dispuestos a aprender nuevas cosas. Para el docente, se trata de un tipo de alumno mucho más exigente, por lo cual es fundamental que domine completamente las  técnicas para dar clase a adultos antes de iniciar esta aventura.

Al tratar con alumnos adultos, el contenido didáctico entregado en el programa de estudios ha de ser diseñado con mucha mayor atención a los detalles. El docente tendrá que asumir la posición de experto en la materia, ya que el alumno desarrollará preguntas mucho más elaboradas y tendrá mayor nivel de atención a los detalles durante el proceso de formación y en la parte práctica.

técnicas para dar clase a adultos

Como ventaja, la relación entre docentes y estudiantes adultos es mucho más fluida. El profesor no tendrá la necesidad de adaptar su discurso y forma de comunicarse a la edad de sus alumnos puesto que todos se encuentran en el mismo nivel. Así, las clases terminan siendo mucho más productivas para ambos.

Tres técnicas de aprendizaje para las clases a adultos

Dado que resulta mucho más complicado introducir nuevo conocimiento en la mente de un adulto, puesto que ellos tienen responsabilidades, horarios, complicaciones personales, etc, que suelen consumir parte de su atención, resulta importante que el docente utilice técnicas específicas para simplificar el proceso de aprendizaje. Estas serían las siguientes:

  • Tener en cuenta las razones que tienen los alumnos para aprender. Estas suelen ser variadas, por ejemplo la mejora de la autoestima, incremento de las posibilidades de ascenso y conseguir un mejor empleo.
  • Preferir el trabajo en grupo. Quienes ya se han insertado en el mercado laboral, entienden el beneficio del trabajo en grupo y las ventajas de los proyectos colaborativos.
  • Llevar los conocimientos teóricos a la práctica. Será siempre preferible que toda la teoría se traslade a la práctica y se les permita experimentar utilizando los conocimientos adquiridos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: