Claves para cambiar el estilo de tu casa

5 claves para cambiar el estilo de tu casa por completo

Ya te has hartado. Tras muchos años, quieres dar el paso y cambiar toda la imagen y la decoración de tu hogar. Le vas a dar un completo lavado de cara y no te importa invertir el dinero que haga falta, ni el tiempo necesario. Puedes hacerlo de mil maneras diferentes, pero hay ciertos métodos y pautas a seguir que pueden hacer que el cambio sea mucho más notorio sin tener que esforzarte demasiado, ni tampoco tener que gastar miles y miles de euros.

Antes de que te lances a la compra de algún suelo vinílico, uno de los elementos fundamentales para conseguir ese cambio de look inmobiliario que estás buscando, te aconsejamos que prestes atención a lo que tenemos que contarte. Vamos a darte una serie de consejos clave para que, con poco esfuerzo y sin tener que invertir mucho dinero, tu casa parezca otra completamente diferente.

Por supuesto, no implica que no tengas que hacer prácticamente nada, pero sí que aproveches mucho mejor cada paso que vayas a dar. Si logras tocar los puntos más importantes de una vivienda, modificar su aspecto es mucho más sencillo. Te lo vamos a demostrar con estas recomendaciones, y lo podrás comprobar por tu propia cuenta cuando decidas ponerte manos a la obra. Verás cómo, con mucho menos, se puede hacer mucho más.

Cambia tu casa por completo con estos 5 consejos

Solo necesitas aplicar 5 pautas para hacer que la renovación del aspecto de tu hogar sea total. Lo mejor de todo esto es que son soluciones bastante económicas en general, por lo que otorgan un doble efecto positivo para quien las aplica. A continuación, las explicamos todas:

Comienza por las paredes

Antes de hacer nada, y teniendo muy claro el estilo que persigues con la remodelación, comienza por las paredes. Son lo que más se ve en un hogar y, por tanto, lo primero a lo que “atacar” a la hora de hacer un gran cambio estético. No te puedes ni imaginar lo que puede hacer un cambio de color impactante, o el uso de un buen papel de paredes.

Si quieres amplitud, siempre puedes optar por colores claros y combinarlos con el uso de la luz natural. Esta dupla es capaz de hacer que cualquier casa parezca mucho más grande, sobre todo si, además, se suman espejos. Experimenta con estos elementos y verás que el resultado final es muy distinto al original. Vamos por muy buen camino.

Sigue con los suelos

El otro punto crucial para definir la estética de un hogar es el conjunto de sus suelos. No tienes porque hacer una gran obra para modificarlos, aunque sí te aconsejamos echar un vistazo a propuestas como los suelos vinílicos de más arriba. Escoger los que se colocan con un clic o los de rollo hace más fácil la instalación y, además, al haber tantos estilos diferentes, se pueden conjugar genialmente con las paredes.

Cambiar un suelo no es una tarea ni sencilla ni del todo barata; pero sí es de lo que más afecta al estilo y la decoración del hogar.

Cambia tu casa por completo

Cambia la disposición del mobiliario

Cómo colocar los muebles es la cuestión que todo dueño o dueña de vivienda se plantea en más de una ocasión. La idea siempre es aprovechar el espacio de la mejor forma posible y, por supuesto, generar la sensación de que hay más superficie posible. Puedes buscar esa idea, o incluso una completamente opuesta para salas excesivamente grandes.

Lo que debes tener claro es que cambiar la colocación del mobiliario es otro punto fundamental a la hora de redefinir la apariencia interior de una casa. Su ubicación repercute en los espacios disponibles y, asimismo, también hace que la visión pueda quedar más o menos recargada. Ese tipo de sensaciones influyen también en la estética, y mucho.

Renueva todas las cortinas

Acompañando al cambio de colores de suelo y paredes, tiene que haber también un cambio de cortinas. Debes renovarlas todas y cada una, sobre todo en las habitaciones y salas en las que estés aplicando la renovación. Son algo que debe complementar a la gama cromática que estés escogiendo, sea con tonos más claros o más oscuros.

Escoge bien, pero no dudes a la hora de cambiarlo absolutamente todo, porque repercute también bastante en la imagen del hogar. Es uno de esos detalles que a veces se pasan por alto, pero que tienen un efecto mucho mayor de lo esperado.

Forra algunos muebles

Algo tan sencillo como forrar tus muebles con algún tipo de vinilo o papel pintado especial puede hacer que parezcan completamente nuevos. Lo que sí va a conseguir, con una garantía del 100%, es que parezcan otros. Y eso es algo que encaja la mar de bien con lo que buscamos hacer con todo el interior de la vivienda.

Patrones sencillos o colores planos, tú eliges. Sea como sea, evita excederte usando papeles con patrones demasiado enrevesados o confusos, porque pueden incluso agobiar al verse desde fuera. Salvo que sea esa la idea que sigas con el cambio de imagen de la casa, no lo hagas.

Si has tomado nota de todo y lo tienes muy claro, el resto es tan simple como comenzar con el cambio. No vas a necesitar ni mucho tiempo ni mucho dinero para conseguir lo que quieras. Y lo que es mejor, notarás los resultados pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: