Café de los profesionales

El café de los profesionales hecho en casa

Las cafeteras automáticas te traen a la casa el café que se hace en las cafeterías, para que lo puedas preparar cuando quieras sin tener que salir. Es como tener el ambiente hogareño, pero pudiendo consumir un producto como si fuera hecho por profesionales. Lo mejor de ambos mundos se concentra en un solo electrodoméstico: la cafetera automática.

Las cafeteras automáticas son de los electrodomésticos más comprados en el mundo. Sus mecanismos y accesorios hacen que puedas preparar café a otro nivel, en vez de tener que ir a un lugar para ello. Están tanto las cafeteras de cápsula como las exprés.

Con una cafetera automática (más info aquí), cualquier persona es capaz de preparar café en su casa con la misma calidad que un barista que maneja una una máquina profesional, pero mucho más fácil. Es como poder evocar el café recién hecho por un barista de una cafetería, pero en tu casa y cuando quieras.

Su popularidad comenzó hace 10 años, cuando salieron las primeras cafeteras de cápsula. Pero fueron rápidamente olvidadas por el coste que implicaba mantener la cafetera. También influyó mucho el hecho de que estas cápsulas solo se puedan utilizar una vez, lo que genera muchos desperdicios no biodegradables.

Sin embargo, volvió la tendencia de las cafeteras automáticas cuando se comenzaron a distribuir cafeteras exprés, que son casi iguales a las máquinas que usan los baristas. La diferencia radica, más que nada, en el tamaño y la potencia. Pero su funcionamiento es prácticamente igual. Algunas tienen más funciones que otras, pero la esencia es la misma.

Modelos de cafeteras exprés más populares

Las cafeteras automáticas que más se compran son las exprés de gama media, por las funcionalidades que traen, la facilidad de uso para conseguir un café de alta calidad y el rango de precios, que oscila entre los 300 y 700 euros, más o menos.

Las que entran en esta categoría suelen tener un depósito de agua de 1,7 ó 1,8 litros. Esto es más que suficiente para varios días. La presión con la que expulsan este agua varía entre los 15 y 18 bares, lo que se necesita para preparar un café expreso. Se diferencian unas de otras por las funciones específicas que traen, lo que convertiría algunos modelos más apropiados que otros para un posible comprador, dependiendo de lo que esté buscando.

Modelos de cafeteras exprés

Un ejemplo es la Cecotec Power Matic 8000, que tiene probablemente la mejor relación entre la calidad y el precio, además de contar con algunas características interesantes. La bomba de agua es de 1,7 litros. Pero cuenta también con un tanque de leche integrado, con una capacidad de 0,4 litros. Esto es perfecto para hacer rápidamente las preparaciones que requieren leche.

Trae un molino incorporado de 250 gramos de capacidad, con 5 niveles de molienda para seleccionar el que se quiera. No son muchos, pero sí los suficientes para una persona. Igualmente, tienes la opción de hacer tu propia mezcla y guardar la configuración para que siempre sea la misma.

¿Cuál escoger?

Esto depende mucho de lo que esté buscando el consumidor, porque una cafetera automática podría quedarse algo limitada o ser demasiado para algunas personas. Lo que va a definir cuál es la más apropiada es el uso que se le vaya a dar. Si el comprador no es una persona con muchas exigencias y lo que quiere es café de calidad en su casa, cualquiera con un precio medio le va a venir bien.

En cambio, hay otros usuarios que quieren funciones más especializadas. Por ejemplo, hay cafeteras exprés que traen una tapa para colocar encima del café recién molido, para conservar el olor por más tiempo. Esto es perfecto para los que tienen un paladar más sensible y desean moler bastante cantidad de una sola vez.

Para otros, los tipos de café más comunes se les pueden quedar algo cortos, y podrían querer más alternativas. Unas cafeteras se centran en ofrecerte preparar varios tipos, aunque también incorporan muchas opciones de personalización. Puedes escoger entre varios niveles de molienda, la temperatura y la presión a la que sale el agua, la cantidad de café y de leche. Lo mejor es que puedes configurar la máquina para que recuerde la mezcla.

Algunas cafeteras preparan hasta 2 tazas a la vez, lo que es perfecto si más de una persona va a utilizarla en un mismo horario, como es el caso de las casas con dos o más adultos. Incluso podría variar la altura a la que está la boquilla, que permitiría usar tazas más grandes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: