Expandir empresa

Aspectos a considerar al momento de expandir una empresa

Uno de los instantes más alegres y satisfactorios de los emprendedores ocurre cuando el negocio empieza a crecer, ya que eso significa que los esfuerzos están dando frutos y es una oportunidad perfecta para definirse como algo más que solo una idea de negocio.

Pero antes de lanzarse a la aventura, hay que saber que existen algunos aspectos a considerar en el momento de expandir una empresa.

Para entrar en cotas mayores con el pie derecho, es importante poner en práctica o tener en cuenta las siguientes recomendaciones.

Encontrar un buen servicio de importación

A la hora de empezar a comercializar fuera del nido, es necesario entender cómo funciona el mundo de la importación de mercancías, ya que se requieren de ciertos permisos, documentos, trámites de impuestos e inspecciones de sanidad antes de llevar a cabo la expansión fuera de la frontera.

El lado positivo, es que existen muchos servicios que se dedican a resolver todo esto, aunque encontrar el mejor puede ser una tarea difícil.

Primero, hay que entender cuáles son las tareas específicas de las que se encargará ese servicio en cuanto a logística y las opciones que el cliente tiene a mano. Por ejemplo, si ofrecen diferentes tipos de transportes, aéreo, terrestre o marítimo, así como el despacho en aduana y el debido almacenaje.

Igualmente, deben ser capaces de ofrecer asesoramiento o recomendaciones dependiendo del tipo de mercancía que se vaya a importar o exportar. Por ejemplo, si la empresa en expansión produce productos sanitarios debe seguir cierta normativa dependiendo de las particularidades del negocio.

Definir la fuente de la inversión

Este debe ser uno de los primeros pasos. El emprendedor tiene que saber que al expandirse las cosas no serán más fáciles y que es algo que requiere mucho trabajo, esfuerzo y mucho dinero. Así que es importante buscar alternativas que ofrezcan una buena fuente de inversión. Algunas de ellas puede ser solicitar un préstamo bancario, vender acciones o buscar inversionistas privados.

Competencias de la empresa

En cualquier caso, es necesario realizar un esquema con las expectativas de éxito, los costes operativos, márgenes de pérdidas y proyecciones de ingreso. Debe ser todo un proyecto que sea beneficioso para los inversionistas, ya que después el dinero llegará por sí solo. Si no, también se pueden buscar alternativas rápidas como en https://www.creditosrapidos10m.com/prestamos-online/ para resolver gastos de momento.

Igualmente, también puede ser necesario conocer el valor del negocio. Muchas empresas no están preparadas para expandirse o el mercado simplemente no cuenta con las condiciones necesarias para hacer que permanezca en el tiempo. Por eso tal vez el proceso sea más demandante de lo esperado y no dará resultados realmente sustanciosos.

Estudiar geografías y oportunidades de mercado

En conjunto con la tarea de buscar inversionistas, también será necesario estudiar la geografía y las oportunidades de mercado que existen en ella. Ya que la expansión puede darse en el momento oportuno, pero no en el lugar correcto, así que vale la pena investigar en lugares que ya han sido explorados por la competencia, pero también aquellos lugares que aún no se han considerado.

Lo importante será la audiencia, cuántas personas están participando en la compra de productos similares y si el mercado tiene un movimiento positivo. Igualmente, la empresa deberá adaptarse a la cultura de consumo del lugar donde piensa expandirse, ofrecer una mayor diversidad, reflejar parte de la tradición de esa sociedad y presentar algo innovador que resuelva necesidades concretas de ese tipo de público.

Mejorar las competencias de la empresa

Cuando una empresa se expande, no tiene por qué dedicarse exclusivamente a lo que ya vende. Esa es la mejor parte de este proceso, ya que el negocio puede explorar diferentes tipos de mercados similares e introducirse en otros servicios. Así que puede ser la oportunidad perfecta para mejorar las competencias de la organización.

Para esto, tal vez sea necesario investigar los procesos actuales, los productos y el equipo de trabajo, así se puede determinar si se encuentran capacitados para afrontar estos nuevos cambios. Igualmente se deben tener en cuenta nuevas tecnologías y explotar las habilidades que ya se tienen.

Probar estrategias simples y detalles

Una expansión no tiene por qué ser algo colosal, también puede iniciar por detalles y estrategias simples que favorezcan al negocio en un nuevo nicho de mercado. Por ejemplo, una empresa de comida que solo sirve desayunos puede explorar con la venta de almuerzos. Es un cambio sencillo pero que puede ser ideal para atraer a un nuevo público.

Aunque es importante planificar todo con esmero, ese cambio simple implica un estudio de gastos en otros tipos de alimentos, diseños de nuevos menús, la contratación de personal especializado en almuerzos, hasta introducir nuevos métodos de pago como tarjetas de almuerzo para ejecutivos, entre otros.

La clave aquí es organizarse y poner todos los esfuerzos en que la expansión sea para bien y que se adapte poco a poco a las exigencias del mercado, pero también es posible que la idea pueda fracasar, aunque así es este juego y siempre vale la pena intentarlo una vez más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: