Arquitectura moderna

Evolución de la arquitectura moderna

Con el paso del tiempo, las edificaciones dejaron de ser básicas y se convirtieron en obras majestuosas e impresionantes, convirtiéndose en el sello distintivo de las ciudades desarrolladas a lo largo del mundo.

La arquitectura moderna ha cambiado tanto en estilo como en funcionalidad, llegando a ser fundamental para la vida en sociedad. En las siguientes líneas de este texto se abordarán, a grades rasgos, diferentes tópicos relacionados con la evolución de la arquitectura moderna, haciendo énfasis en el estilo, funcionalidad del diseño y tipos de materiales de construcción utilizados para la composición de los proyectos arquitectónicos más importantes del planeta.

¿Qué es la arquitectura moderna?

Al hablar de arquitectura moderna nos referimos al conjunto de estilos y tendencias arquitectónicas que se han desarrollado a lo largo del Siglo XX. Se trata de un arte y conjunto de técnicas con las cuales de manipulan los materiales de construcción existentes para desarrollar edificaciones que satisfagan las necesidades de vivienda y resguardo de los integrantes de la sociedad actual.

Evolución de la arquitectura moderna

No solo se trata de diseño, también se emplea ingeniería y tecnología, buscando planificar ciudades modernas en las cuales el ser humano pueda desarrollarse a gusto.

Diseñar y construir edificaciones demanda una enorme cantidad de recursos, entre ellos, materiales y herramientas que deben resguardarse durante el tiempo de ejecución de las obras. Las casetas prefabricadas se convierten en la solución perfecta para atender las demandas de la obra, adaptándose a cualquier requerimiento a pie de obra.

Características destacadas de la arquitectura moderna y su evolución con el paso de los años

La funcionalidad dentro del diseño es una de las características más resaltante de la arquitectura moderna. Tanto la distribución de los espacios, uso de la luz y recursos naturales, el empleo de diferentes materiales y la simplicidad son factores que inciden en el desarrollo de obras de arquitectura moderna, ya sean con fines turísticos, comerciales o residenciales.

  • Se centra en lo funcional del diseño.
  • Utiliza la simplicidad como una forma de atraer la atención e impactar, obviando el exceso de ornamentos que fue característica principal de la arquitectura en periodos anteriores.
  • Se basa en diseños basados en líneas rectas y figuras geométricas.
  • La transparencia permite que la composición de los edificios tenga un toque futurista, pulcro, involucrando materiales de construcción novedosos como el cristal. Esto consigue una disminución de la inversión necesaria para la ejecución de la obra.
  • Atiende las nuevas demandas de la sociedad. Esto ocurre con mayor evidencia a partir de 1900, cuando sufrió una transformación enorme para adaptarse a las necesidades establecidas por la revolución industrial y el desarrollo urbano de las zonas rurales.
  • Se emplean materiales de construcción, técnicas y tecnología novedosa, siendo esta la base que permite el desarrollo de obras más grandes y avanzadas.

Durante las últimas décadas la se ha comenzado a hablar con intensidad sobre los términos “inteligente” y “sostenible”, haciendo referencia a edificaciones que aprovechan al máximo cada uno de los recursos naturales renovables para resolver problemas de temperatura y humedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: