Adicciones

Adicciones: qué son y cómo tratarlas

Es probable que la primera idea que nos llega a la mente al oír el término “adicción” sea la dependencia a sustancias estupefacientes. Sin embargo, las personas pueden transformarse en adictas a casi cualquier cosa, como sustancias tóxicas como el alcohol y drogas (drogodependencias) o actitudes, comportamientos, relaciones con personas y objetos (adicciones conductuales).

Las adicciones son consideradas enfermedades que alteran el cerebro y modifican el comportamiento de las personas, produciendo incapacidad para controlar el consumo de alguna sustancia, sea legal o ilegal. Siendo una enfermedad multifactorial, el tratamiento requerido por un adicto involucra un abordaje psicológico, psiquiátrico y farmacéutico.

Esto solo es posible participando en algún programa ofrecido por un centro de rehabilitación de adicciones, cuyos profesionales tienen la capacidad de evaluar cada caso y encontrar la ruta de acción más apropiada para acompañar al paciente en su proceso de desintoxicación, recuperación y reinserción social.

¿Qué son las adicciones?

Es una enfermedad crónica de recompensa cerebral, basada en la búsqueda de alivio por medio del consumo de sustancias y conductas que activan las estructuras de recompensa del cerebro y afecta la neurotransmisión. Este proceso genera una conducta casi imposible de controlar y deriva en diversidad de problemas en la salud y las relaciones interpersonales.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una adicción es una enfermedad cerebral equivalente a cualquier otro trastorno neurológico o psiquiátrico conocido e incluso equiparable a enfermedades crónicas como la diabetes o la hipertensión arterial.

Además de las clásicas adicciones al alcohol y las drogas (legales e ilegales) también existe la adicción al juego, al sexo, a la tecnología, a los videojuegos, a las compras, a robar, a trabajar y una larga lista de comportamientos compulsivos, como comer en exceso, anorexia y bulimia, consideradas adicciones de ingestión.

Características de las adicciones

Todas las adicciones comparten un conjunto de características que incluyen:

  • Incapacidad para conservar un estado de sobriedad o abstinencia.
  • Incapacidad para controlar impulsos.
  • Ansiedad o deseo profundo de alguna sustancia.
  • Imposibilidad para reconocer las consecuencias que se desprenden del consumo de dichas sustancias.
  • Respuestas emocionales contradictorias y disfuncionales en lo referente a las relaciones interpersonales.
  • Irritabilidad, estado de ánimo triste o deprimido, insomnio y sentimiento de culpa.

Debido a esto, sin el tratamiento adecuado y el seguimiento constante, la enfermedad puede terminar generando una incapacidad irreversible e incluso la muerte. Es una enfermedad cerebral y neurológica que requiere cuidados profesionales y una rehabilitación integral.

¿Cómo se tratan las adicciones?

Una vez diagnosticada la adicción y realizadas las pruebas médicas correspondientes, se evaluará la situación individual del paciente para iniciar un largo recorrido hacia la recuperación, el cual incluye:

  • Tratamiento psiquiátrico personalizado.
  • Terapia psicológica, tanto individual como grupal.
  • Participación en grupos de autoayuda.
  • Terapia de pareja y terapia familiar.
  • Sesiones de orientación destinada a familiares, pareja y amigos del paciente.

Cuando el paciente consigue abandonar la adicción, entonces continuará hacia un proceso de recuperación que le permita recuperar el control total de su vida e integrarse nuevamente a la actividad social, trabajo, estudios y demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: