Acupuntura tecnica milenaria con beneficios para la salud

Acupuntura: una técnica milenaria con grandes beneficios para nuestra salud

La acupuntura es una técnica milenaria que ha logrado traspasar fronteras físicas y culturales. Desde sus orígenes en el ámbito de la medicina china, este método curativo ha perdurado en el tiempo. Convirtiéndose en un remedio natural con el que paliar y prevenir ciertas enfermedades. Las técnicas de acupuntura nos aportan una serie de beneficios que contribuyen a mejorar nuestro estado físico y mental.

La técnica de la acupuntura, en qué consiste

La acupuntura consiste en la manipulación de una serie de agujas que se insertan en puntos específicos del cuerpo humano. El objetivo de las sesiones de acupuntura es el de tratar ciertas afecciones y enfermedades. Sometiéndonos a esta técnica medicinal lograremos mantener un estado de salud óptimo y duradero.

Según la medicina tradicional oriental, la salud de nuestro organismo depende del equilibrio de las 6 raíces del cuerpo: Energía Vital, Sangre, Energía respiratoria, Energía Articulo-Muscular, Mente y Líquidos Orgánicos. Este equilibrio u homeostasis se rige por la “Ley de los 5 Elementos” que son: el Fuego o Sistema Nervioso y Cardiovascular, la Tierra o Sistema Digestivo, el Metal o Sistema Respiratorio, el Agua o Sistema Urogenital y la Madera o Sistema Articulo-Muscular. 

Dichos elementos conviven en armonía. Controlándose y creándose recíprocamente en un equilibrio permanente que los expertos llaman “Teoría del Yin Yang”. Cuando uno de los 5 elementos se altera, por exceso o carencia, desequilibra a los demás. Afectando directamente a la salud de la persona. La acupuntura ayuda a reestablecer esa armonía perdida y, por lo tanto, a sanar y prevenir futuras dolencias.

en que consiste la acupuntura

Los métodos de acupuntura más utilizados

La acupuntura es una práctica muy extendida a lo largo de todo el planeta. Los métodos más tradicionales  conviven con técnicas modernas más actuales. Estos pueden utilizarse de forma independiente o conjunta. Combinándose en una misma sesión o distribuyéndose en diferentes sesiones autónomas. Entre los métodos de acupuntura más empleados se encuentran los siguientes:

Acupuntura con agujas

La acupuntura con agujas se basa en el uso de un tipo de agujas metálicas muy finas. Que poseen diferentes longitudes y grosores en función de la zona a punturar. En una sesión de acupuntura con agujas se pueden utilizar de diez a doce alfileres. Este método consiste en insertar de forma manual las agujas y, a continuación, manipularlas con movimientos rotatorios sobre la piel.

Acupuntura por moxibustión

La moxibustión se realiza aplicando calor intenso sobre los puntos de acupuntura que se trabajan. Esta técnica activa los receptores térmicos de la piel. Provocando estímulos que frenan y modifican ciertos dolores y molestias de tipo óseo y muscular. Para la moxibustión se utilizan hojas secas y pulverizadas de la planta Artemisa. A la que se da la forma de un cigarro con forma de cono. También conocido como moxa.

Electroacupuntura

Las nuevas técnicas de acupuntura han encontrado su espacio dentro del área de la salud y el bienestar. Gracias a este método de puntura se han conseguido importantes avances y beneficios en el campo de la terapia acupuntural. La electropuntura se realiza pasando una pequeña corriente eléctrica a las agujas.

Electroacupuntura

Beneficios y aspectos a tener en cuenta ante una terapia acupuntural

La acupuntura es un método natural y sin efectos secundarios, en el que no se usa ningún tipo de medicamento o sustancia agresiva. Al acudir a una clínica especializada en acupuntura, recibiremos un diagnóstico previo. En este se tendrán en cuenta nuestros antecedentes de salud y los factores físicos y emocionales vividos a lo largo de nuestra trayectoria vital.

Como hemos visto, cada uno de los cinco elementos que conforman el equilibrio de nuestro yo pertenecen a una zona determinada de nuestro organismo. El acupuntor se ocupará de insertar las agujas en las zonas, divididas en puntos de acupuntura, que considere afectadas. Haciendo fluir nuestra energía y restableciendo el equilibrio perdido de la forma más adecuada.

Debemos saber que no existe un mínimo de sesiones de acupuntura establecidos. El tipo de terapia acupuntural y su duración estarán supeditados al tipo de problema que debamos tratar o prevenir.

Sometiéndonos a las técnicas de acupuntura existentes combatiremos afecciones dolorosas de tipo crónico, como pueden ser la artritis, la cefalea, los dolores de espalda o dolores derivados de accidentes y lesiones. Además, este tipo de técnicas curativas ayudan a reducir dolencias de carácter psíquico y estados negativos tales como el estrés y la ansiedad.

La acupuntura es una forma de curación no dolorosa. Cuando nos insertan las agujas podemos notar una sensación leve de puntura que dependerá del grado de sensibilidad que tengamos; y que desaparecerá en las siguientes sesiones. En el caso de pieles muy sensibles puede producirse un leve entumecimiento de la zona con una duración menor de 24 horas.

Gracias a las diversas técnicas de acupuntura existentes, encontrar el equilibrio bienestar físico y mental que necesitamos es posible y muy recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: