Zapatillas mixtas para running

Zapatillas mixtas, para entrenar como para competir

¿Alguna vez te has preguntado qué tipo de zapatillas running necesitas? En el mercado, existen principalmente dos tipos de zapatillas, las que fueron creadas para entrenar todos los días y las que fueron creadas especialmente para la competición. Sin embargo, existe otro tipo que combina cualidades de ambas, para poder utilizarlas en cualquier momento, hablamos de las zapatillas mixtas running. Si aún no las conoces, a continuación, te contamos todo sobre ellas.

Las zapatillas mixtas son una gran opción para todos los corredores

¿Qué son las zapatillas mixtas?

Las zapatillas mixtas son un tipo de calzado de running que pueden ser utilizadas tanto para competir como para entrenar. Su nombre mixto viene de esa versatilidad en su uso, dos fines diferentes en un mismo modelo. 

En el mercado de los corredores, existen esos dos tipos de zapatillas. Las de entrenamiento suelen tener niveles altos de amortiguación, con estructuras un poco más robustas y estables, para darle al corredor la máxima comodidad. Por su parte, las zapatillas de competición suelen tener algunas diferencias, en primer lugar, suelen ser más ligeras y con niveles de amortiguación un poco menos pronunciados, con el objetivo de darle más ligereza y velocidad al corredor para mejorar sus tiempos. 

Las zapatillas mixtas se encuentran justo en el medio de estos dos tipos de zapatillas mencionadas anteriormente. Es decir, tienen un buen equilibrio entre amortiguación, ligereza, velocidad y estabilidad.

¿Por qué elegir unas zapatillas running mixtas?

La elección de unas zapatillas running tiene que ir de acuerdo a los objetivos o el tipo de sesión de running que se vaya a realizar. Las zapatillas para entrenamientos de larga distancia suelen tener niveles de amortiguación mucho más altos, con estructuras más robustas y tecnologías que proporcionan estabilidad, por la alta cantidad de kilómetros que se recorre. Por su parte, las zapatillas de competición suelen tener una amortiguación limitada, y la mayoría de ellas, son mucho más ligeras que las de entrenamiento. Es por eso que, este tipo de zapatillas requiere de una buena técnica, con buena musculatura para compensar la falta de amortiguación y soporte. 

Las zapatillas mixtas eliminan esta diferencia, haciendo posible que un mismo modelo pueda ser utilizado para entrenamientos de larga distancia y para competiciones en las que se busca llegar de primero a la meta. De esta forma, el corredor evita tener dos zapatillas diferentes. Otro de los motivos por el que los corredores eligen las zapatillas mixtas es por el ahorro económico que significa, para evitar hacer un gasto en zapatillas de entrenamiento y otro gasto en zapatillas de competición.

Algunos de los mejores modelos para entrenar y competir

En el mercado, existen varios modelos de zapatillas mixtas, elaboradas por marcas conocidas. Si no conoces un modelo en específico, recomendamos acudir a una tienda especializada y preguntar por zapatillas que sean específicamente mixtas. Sin embargo, estos son algunos modelos recomendables para los que buscan un calzado para entrenar y para competir.

La lista de zapatillas mixtas es bastante amplia, sin embargo, hay algunos modelos de marcas conocidas que logran destacar en este terreno. Las zapatillas de deporte Asics tienen muy buenos modelos para los que buscan este tipo de calzado, dos claros ejemplos son las GEL Noosa Tri 12 y las Asics Dynaflyte 4.

En esta lista también aparecen las New Balance Fuelcell Prism V1, las Saucony Kinvara 11, las Adidas SL 20, las Nike Zoom Fly 3 y las Brooks Hyperion. Todas ellas, brindan al corredor todo lo que necesita para poder desempeñarse en entrenamientos casuales o en competiciones importantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: