Calefacciones con pellets

Ventajas e inconvenientes de las calefacciones con pellets

La calefacción con pellets se ha convertido en una excelente manera de aportar calor a los espacios y elevar la temperatura de una forma más ecológica y bastante más económica que el gas o la electricidad, dos de las fuentes de combustible más utilizadas para la climatización de espacios en el mundo moderno.

Así, el uso de calefacciones con pellets tiene diversos beneficios ambientales, además de una serie de ventajas interesantes a considerar, así como algunos inconvenientes. Es necesario conocer toda esta información antes de tomar la decisión de elegir la calefacción alimentada por pellets.

¿Cuáles son las ventajas de las calefacciones con pellets?

Los pellets son restos de madera que se comprimen hasta formar pequeñas barras finas, que posteriormente serán cortadas a una longitud de dos a cinco centímetros. A diferencia de lo que ocurre con la leña convencional, los pellets ayudan a controlar el proceso de combustión, con una emisión mínima de humo y mayor rendimiento calorífico.

Son más ecológicos que los combustibles fósiles

Debido a que se fabrican a partir de residuos de la industria maderera, implican un mejor aprovechamiento de las materias primas renovables. Aunque su producción y transporte todavía representa una importante huella de carbono y gasto energético, tiene un porcentaje de impacto medioambiental más bajo que el uso de combustibles fósiles para la generación de calor.

Junto a esto, el sistema también ofrece emisiones de CO2 más bajas que la media, contribuyendo a la reducción de emisión de gases de efecto invernadero.

Más económicos

Frente al consumo eléctrico y al gasto en combustibles fósiles, la calefacción de ambientes con una estufa de pellets resulta más económica, especialmente en países donde la energía que se consume es importada en su mayoría. Los sistemas de calefacción alimentados con pellets se convierten en una alternativa basada en materias primas autóctonas.

Instalación sencilla y mantenimiento con bajo coste

Los sistemas de climatización basados en pellets tienen una instalación bastante sencilla y requieren poco mantenimiento. Además, los pellets tienen un coste un 60% inferior al gasto de una estufa eléctrica, por lo que resulta buena idea hacer la transición hacia esta clase de sistemas, especialmente en viviendas unifamiliares.

Sistema polivalente

Aunque se utiliza principalmente para climatización de ambientes, la realidad es que existen sistemas alimentados con pellets que cumplen diferentes funciones dentro de casa, pudiendo calentar las habitaciones de una vivienda, calentar el agua e incluso para cocinar, como es el caso de las termococinas.

Funcionamiento automatizado

Una calefacción de pellets se alimenta de combustible desde un contenedor central incorporado al sistema. De esta forma, no existe mayor diferencia con el funcionamiento de un sistema de calefacción central de gas, gasóleo o eléctrico.

Desventajas

Respecto a las desventajas, hay que considerar algunos detalles importantes, por ejemplo el hecho de que se trata de un sistema más caro que los convencionales, por lo que llevará más tiempo amortizar la inversión realizada. Así mismo, requieren de mayor espacio para la instalación, ya que son menos compactas que un sistema de calefacción tradicional eléctrico o gas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: