Techos deslizantes

Techos deslizantes para frías noches de verano

Con la llegada del verano, muchos preparan sus terrazas, dado que es en ellas donde quieren pasar el mayor rato posible.

Un espacio al aire libre, con todo lo necesario para disfrutar de un rato confortable, relajante y de descanso.

Sin embargo, mucha gente invierte en preparar su terraza para disfrutar de los calurosos días del verano y descuida el frío que pueden ofrecer sus noches, sobre todo en las zonas de mayor altura.

Incluso en rincones costeros, el frío, el viento y la lluvia pueden hacer acto de presencia en cualquier momento. Sin una debida protección, la terraza se hace completamente inservible en estas circunstancias.

Preparar tu terraza para el verano

A la hora de preparar tu terraza para el verano debes atender a varios factores:

  • Comodidad
  • Funcionalidad
  • Protección

La comodidad en las terrazas suele ser lo que más preocupa a los propietarios. Por eso la venta de asientos, tumbonas, hamacas y bancos no deja de crecer año tras año.

La funcionalidad se consigue con mesas, neveras y otros accesorios, que permiten pasar el mayor tiempo posible en la terraza. Una comida con amigos, una merienda mientras anochece o incluso esas cenas nocturnas tan inolvidables.

Por último, la protección es en el ámbito en el que se debe ver más allá del sol. La exposición solar es uno de los factores que más hay que proteger, por eso la instalación de sombrillas y pérgolas está tan extendida. Sin embargo, la noche también tiene su importancia.

En verano las temperaturas por la noche descienden rápidamente. Es normal, además, no llevar la ropa adecuada, cuando horas antes se ha estado incluso 10 o 15 grados por encima de la temperatura habitual.

Para paliar cualquier inconveniente con la noche estival, los sistemas de techo pueden ser la solución que necesitas. Además, también sirven durante el día.

Sistemas de techo

Los techos deslizantes se adaptan a tu verano

Una solución práctica que te puede servir para noche y día, en cualquier momento del verano, es la que ofrecen los techos deslizantes. Se trata de sistemas de techo con paneles móviles o retráctiles, que puedes configurar como prefieras y como más necesites.

Los sistemas de techo te ofrecen la sombra ideal para disfrutar de tu terraza cualquier día de verano, por mucho que el sol esté presente en lo más alto. Máxima protección, con todo el confort que has preparado en este espacio de tu casa.

Para la noche, protegen del frío siempre que empiece a refrescar. Si la temperatura es óptima, siempre puedes aprovechar su función deslizante y compartir con amigos y la familia las maravillosas vistas de una noche estrellada de verano.

Es más, incluso cuando haga frío, si escoges sistemas de techo deslizantes con acabados de vidrio transparente, disfrutarás de estas vistas aunque bajen las temperaturas o incluso cuando llueva. Una solución de aislamiento que es tanto estética como funcional. Y, sobre todo, que os permitirá disfrutar más de vuestra terraza.

Pero si quieres una solución de aislamiento perfecta, complementa el sistema de techo deslizante con cortinas de cristal. Se trata de sistemas modulares de mamparas de vidrio transparente, que te permiten total adaptación.

Las cortinas de cristal pueden desde garantizar total aislamiento de tu terraza, hasta permitirte disfrutar del aire libre, gracias a que se pueden guardar de forma sencilla y fácil, con su sistema corredero.

Además, tienen como ventaja adicional, que pueden adaptarse sin problema a cualquier infraestructura. Así que independientemente de la forma del sistema de techo que hayas colocado en tu terraza, puedes también contar con protección lateral siempre que quieras.

La mejor combinación para disfrutar del verano en tu terraza y también durante el resto del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: