Consejos para cuidar un colchón

6 tips para cuidar un colchón

El buen mantenimiento de un colchón asegurará que pueda ser disfrutado durante toda la vida útil garantizada por el fabricante. El colchón es parte fundamental de nuestra rutina de descanso diario, por tanto, es un objeto que merece la atención suficiente y es esencial aplicar una rutina de cuidados que lo mantenga en condiciones óptimas a largo plazo.

A continuación, dedicamos algunas líneas a ofrecerte una serie de recomendaciones sobre el mantenimiento adecuado de un colchón y los cuidados que este necesita.

6 consejos para el cuidado de un colchón

La vida útil de un colchón se encuentra entre los 7 y los 10 años, pero este tiempo solo se garantiza cuando el usuario mantiene la rutina adecuada de cuidados. Las siguientes recomendaciones te ayudarán a aprovechar al máximo tu colchón durante su vida útil y mantenerlo en perfectas condiciones para el descanso nocturno.

Elige una base adecuada

Elegir la base de cama o un somier que ofrezca el soporte adecuado al colchón es un tema fundamental. No obstante, una vez instalado el colchón, es preciso seguir algunas recomendaciones respecto a su cuidado. No importa que elijas un canapé o un somier, en ambos casos debes asegurarte de que posea espacio suficiente para que se produzca la transpiración.

Ventila el colchón

Periódicamente será necesario levantar el colchón y permitir que este se ventile durante, al menos, unos 20 minutos, de ser posible abriendo las ventanas de la habituación para que circule aire limpio, así perderá la humedad y el calor acumulado durante las horas de sueño, lo cual podría generar moho. La frecuencia ideal para ventilar el colchón sería a diario, pero una vez a la semana es aceptable.

Limpieza frecuente

Sobre el colchón se producen manchas y se acumulan ácaros, polvo, células muertas, bacterias y más, todo lo cual puede terminar generando problemas de salud. Lo más conveniente sería utilizar fundas protectoras para evitar que todo lo anterior ocurra y, en segundo lugar, realizar una limpieza de forma periódica con un aspirador o un equipo de vapor si es posible.

Da la vuelta al colchón

Otra parte básica en la rutina de mantenimiento es dar la vuelta al colchón al menos cuatro veces al año. Esto evitará que se produzca un desgaste desigual a lo largo de la superficie, lo cual puede deberse a la diferencia de peso entre los usuarios del colchón. Las instrucciones del producto indican claramente que debe girarse varias veces al año.

No saltar sobre el colchón

Si tienes niños en casa, seguramente en más de una ocasión estarán tentados a saltar sobre tu cama. Sin embargo, el colchón no es una cama elástica y no posee las características necesarias para soportar saltos.

Cuidado al transportarlo

En caso de mudanza, tendrás que tener especial cuidado en la manera en que se transporta, pues hacerlo de forma inadecuada puede estropearlo por completo. Protege bien el colchón con plástico para evitar que cualquier objeto filoso pueda rasgar la tela protectora y exponer los resortes, lo cual sería un daño complicado de reparar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: