Seguridad en los hogares

La seguridad en los hogares, el factor necesario para tener una buena calidad de vida

La seguridad en los hogares, el factor necesario para tener una buena calidad de vida

Un inmueble debe representar y asegurar una serie de factores a sus inquilinos para que estos puedan llamarlo hogar. La comodidad, la tranquilidad, la desconexión y la seguridad son elementos indiscutibles para que se pueda diferenciar este lugar del resto del mundo. Este último elemento, el de la seguridad, es el que posibilita el resto de factores.

Sin la completa sensación de seguridad dentro de las viviendas, sus propietarios e inquilinos tendrán más difícil llegar a sentir esas sensaciones de paz y armonía, de relajación y desconexión con el mundo exterior que todas las personas quieren tener cuando entran por la puerta de su casa.

Saber que nada malo puede pasar entre las paredes de eso que se llama hogar es, para muchos, la mejor parte del día. En un mundo donde la inseguridad es constante y aumenta inexorablemente, saber que existe un rincón en el mundo donde sentirse protegido es un elemento esencial para conseguir una calidad de vida realmente digna.

Dos tipos de seguridad en el hogar, los elementos del interior y la protección del exterior

Efectivamente, el sentimiento de seguridad que se requiere en los hogares viene desde dos vías bien diferenciadas. Por un lado, eliminando aquellos miedos que se sienten y que provienen de un mundo cada vez más inseguro, y que solo se soluciona implementando medidas de seguridad en puertas y ventanas (puertas de seguridad, rejas en puertas y ventanas, cerraduras de seguridad, sistemas de alarmas…). Por otro lado, evitando accidentes y riesgos dentro del propio inmueble que se habita.

Eliminando riesgos dentro de las viviendas

No es un asunto en absoluto baladí, teniendo en cuenta que en toda la Unión Europea los accidentes en casa representan la cuarta causa de muerte, detrás de enfermedades tan extremas como son las del corazón, las cardiovasculares e incluso el cáncer.

Una revisión al completo de los elementos que conforman el hogar evitará en gran medida la posibilidad de sufrir caídas, golpes, intoxicaciones, electrocuciones, cortes, quemaduras… sobre todo si la vivienda es compartida por niños y ancianos.

Para empezar, se deberá eliminar todo lo que implique una barrera arquitectónica que impida el movimiento o pueda representar un peligro para la seguridad de las personas. En este sentido, sobre lo primero que se debe actuar se ubica en el cuarto de aseo, con la sustitución de una bañera por un plato de ducha, preferiblemente de resina, como los que se localizan en la web tratobarato.com por sus muchas ventajas. Y es que, además de ser los más económicos del mercado, son antideslizantes y cuentan con una carga mineral antibacteriana, por lo que la seguridad no solo es para evitar caídas, sino también para que no se produzca ningún tipo de contagios. También pueden colocarse barras de apoyo, puertas en la ducha en lugar de cortinas…

Buena calidad de vida

Por otro lado, con cierta regularidad se debería llevar a cabo una auditoría por expertos en electricidad, gas, seguridad en puertas y ventanas, o en fontanería. Con estas visitas, los propietarios de la vivienda tendrán un método eficaz para asegurarse de que las instalaciones están todas en perfecto estado de revista y no representan ningún riesgo para la salud o para la integridad de los ocupantes del inmueble.

Un servicio de calidad a cargo de una empresa de fontaneros profesionales en España, como los fontaneros Hermanos Garcia, podrá evitar un buen número de accidentes por resbalamientos al eliminar fugas de agua. También realizarán un buen mantenimiento, arreglos eficaces e instalaciones de calidad en equipos potencialmente peligrosos, como las calderas y los termos, que en mal estados suponen peligros de asfixia y explosiones por escapes de gas. Además, con la revisión de todo el sistema de fontanería se evita la humedad, los malos olores y las enfermedades asociadas a ella, así como la entrada de algún tipo de plaga biológica.

Así mismo, una empresa de electricidad realizará las comprobaciones necesarias para que no se den casos de derivación, cortes de luz, cortocircuitos, incendios y se implementarán las medidas de seguridad oportunas. Un cerrajero, por su parte, colocará las medidas oportunas para evitar que entren ladrones al interior del domicilio.

Para incidir aún más en la seguridad que debe proporcionar toda vivienda, se debería trazar y ensayar un plan de evacuación para estar preparado en caso de incendio. Por otra parte, los productos químicos y otras sustancias potencialmente nocivas se deberán mantener a buen recaudo, fuera del alcance de los niños, en cajoneras altas o cerradas con candado.

Los pasos elevados, como las escaleras, deberán contar con barandas de seguridad, al igual que las terrazas y balcones. Es importante tener un botiquín con todo lo necesario para practicar unos primeros auxilios y tener a mano los números de teléfonos de urgencias, policía, bomberos, amigos y familiares por si existiera la necesidad de pedir auxilio en un momento dado.

En la cocina, uno de los lugares donde más accidentes ocurren, se deberá instalar un detector de humos y gas, tener un extintor de incendios con fecha actualizada, cambiar las cocinas de gas por placas de vitrocerámica o de inducción, mantener una ventana abierta si se hace uso del gas, guardar cuchillos y otros elementos cortantes fuera del alcance de los niños…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: