Game Boy Advance

ROMs y emuladores: las claves para acceder a los videojuegos clásicos

Hace un tiempo y con el avance tan rápido de las tecnologías, los videojuegos y las viejas consolas parecían estar llegando a su fin. Sin embargo, pudieron adaptarse a los nuevos formatos y hacer posible su jugabilidad para seguidores de todas las edades.

Con el vertiginoso ritmo mediante el cual la tecnología continúa evolucionando, parecieron estar quedando en el olvido los videojuegos de antaño. Nada más alejado de la realidad, porque lo cierto es que es justamente el encanto de su antigüedad es lo que ha garantizado que sobrevivan a los nuevos formatos.

Y no sólo sobrevivieron. Actualmente, muchas de las marcas de consolas más conocidas comenzaron a adaptar viejos clásicos, con el fin de que tanto los fans de entonces como los de ahora, puedan disfrutarlos.

El papel de las ROMs y los emuladores

El permanente avance de las tecnologías se convirtió en una amenaza para muchos soportes, que poco a poco fueron quedando obsoletos. Sin embargo, en este caso, facilitó el acceso universal a un clásico que podría haber desaparecido junto a tantos otros.

De este trabajo se encargaron programadores y jugadores con conocimientos avanzados en TI (tecnología de la información), quienes lograron ir adaptando a los nuevos formatos aquellos títulos tan añorados de la vieja escuela, y que sólo podían jugarse en consolas como la Nintendo o SEGA.

Hoy en día, páginas como Romsmania son las que tienen disponible este amplio catálogo de videojuegos, o mejor dicho, sus ROMs.

Y es que dicha adaptación se trata de copiar los denominados archivos ROM, es decir, los medios de almacenamiento que son únicamente de lectura, y que se encuentran en los cartuchos que se solían colocar dentro de la ranura de las consolas.

Estos archivos empezaron a ser trasladados a internet con el fin de que pudieran jugarse nada más y nada menos que a través del ordenador o un dispositivo móvil.

Mando Nintendo

Para esto, fue necesaria la creación de los emuladores, siendo éstos unos programas informáticos que permitieron imitar el funcionamiento de las famosas consolas, como la Playstation o la Game Boy Advance.

Así, los emuladores cumplen las mismas funciones que las antiguas máquinas: mover los juegos, traducirlos a otros idiomas y guardar las partidas.

Es por esto que será necesario descargar un emulador para que las ROMs funcionen. Una vez descargado, todo lo que queda por hacer es elegir con qué juego empezar.

Al estar las adaptaciones hechas de juegos pertenecientes a distintas consolas se debe prestar atención a descargar el emulador correspondiente a la consola para la que fue diseñado el juego escogido.

Ya que las roms gba español no serán iguales a las Nintendo 64, por ejemplo. Mientras que ésta última fue lanzada en 1996, la Game Boy Advance apareció en el mercado en el año 2001, contando con mejoras considerables en cuanto a resolución y jugabilidad.

Clásicos para todos

Con todas estas novedosas posibilidades los jugadores que pertenecen a la generación que vio nacer a la Nintendo han podido reencontrarse con parte de su niñez sin tener que pagar una inversión exorbitante, como sucede a veces con los artículos de colección.

A ellos se le suman las nuevas generaciones, los jóvenes que han oído hablar de Sonic, de Super Mario, y cuyos lazos con la tecnología están mucho más arraigados por su prematura familiaridad con los ordenadores y las tablets más modernas.

Los gamers más activos tampoco han dejado pasar la oportunidad de hacerse con estos títulos, así como no lo han hecho los youtubers, que, por el contrario, comenzaron a compartirlos con sus seguidores.

Así fue estableciéndose una conexión intergeneracional, como sucede con las leyendas o los cuentos que pasan de boca en boca, pero esta vez teniendo de cimientos la inevitable atracción por los videojuegos clásicos.

Algo que en algún momento pareció poco probable, terminó siendo nuevamente tendencia dentro de la inmensa industria gamer. Una suerte de segundo nacimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: