Un currículum de impacto

Reciclarse profesionalmente es fácil, aprende cómo

Dar el cambio hacia una nueva profesión a veces puede resultar una tarea difícil para muchos, en especial para personas que llevan años trabajando en una misma área, pero como puedes leer en modelo curriculum, el primer paso a dar es crear una carta de presentación donde las fortalezas y experiencia sean el principal gancho.

Después viene el resumen curricular, un elemento clave con el que el reclutador podrá validar todo lo expresado en la carta de presentación y definirá si se cumplen o no con los requerimientos establecidos para el puesto.

Contenido

Un paso necesario

Las nuevas tecnologías han lanzado al mercado laboral una serie de plazas novedosas que están acaparando la demanda actual, razón por la que muchos profesionales están tomando la decisión de adaptarse a los cambios y reciclarse profesionalmente.

Reciclarse profesionalmente es facil

Por lo general el perfil que se solicita en estas vacantes son personas con un alto nivel de creatividad, flexibilidad y capacidad de trabajar con las nuevas tecnologías, siendo este último, un requisito indispensable en vista de que la mayoría de estos trabajos son en startups.

Los primeros pasos que se deben dar cuando se comienza el proceso de reciclaje profesional giran en torno a tener:

  • Un perfil claro enfocado a las exigencias del cargo que se está optando y en el que se resalten las potencialidades.
  • La reorientación de la experiencia es fundamental. Es importante que se le haga entender al reclutador que los conocimientos y la experiencia adquirida en otros cargos son completamente adaptables al nuevo puesto.
  • Conocimientos constantes, aunque la trayectoria es punto a favor, nunca está de más la formación oportuna. Cuando se evalúa las exigencias que tiene el puesto, es bueno reconocer las debilidades propias y reforzarlas con estudios.
  • Una buena red de contactos, los amigos y conocidos en el mundo laboral siempre será una buena ayuda en el momento de alcanzar las nuevas metas.

Un currículum de impacto

Después de evaluar todos los pasos anteriores, es momento de armar el resumen curricular, pero el mismo debe estar a la altura del puesto al que se quiere llegar, por eso el viejo esquema de un curriculum cuadrado, sin colores y con líneas interminables de texto ya no surte resultado.

Para tener un currículo de impacto, lo primero es evaluar el diseño. Cunato más fresco, dinámico y explicativo sea mejor. La distribución de la información es básica, eso de colocar en primera plana el lugar de nacimiento y datos insignificantes quedó atrás.

Las nuevas tendencias dictan una serie de aspectos que se deben tener en cuenta. Afortunadamente hacer el currículum es fácil gracias a los tips que se pueden encontrar de forma online en las páginas webs y blogs que se dedican a orientar a quienes quieren reciclarse profesionalmente.

Tipos de curriculum

Se debe definir el tipo de currículum que se hará. Si es uno cronológico, donde se muestran todos los logros desde el más antiguo hasta el más reciente, aquí se puede ver a detalle la evolución que se ha tenido.

Otro puede ser del tipo funcional, donde la información está distribuida por temas, así se puede dar un vistazo rápido a los temas más importantes como la formación, experiencia y logros obtenidos.

O también se puede presentar bajo el formato combinado que unifica los dos modelos anteriores, por lo que resulta un poco más complejo de realizar. Se parte siempre de la base del funcional por temas, y dentro de cada uno se distribuye la información de forma cronológica.

Aparte de estas tres modelos, las orientaciones actuales muestran currículums un poco más interactivos, donde se añaden infografías que narran el crecimiento profesional del postulante. Inclusive existen videocurriculums, donde el aspirante al cargo cuenta en primera persona su vida profesional y las razones por las que es apto para el cargo disponible.

Reglas básicas

  • Hay que ser preciso, no se debe incluir información innecesaria que no es relevante para el puesto al que se está postulando.
  • Nunca, bajo ningún concepto, un resumen curricular debe ser escrito a mano, eso es sinónimo de poco profesionalismo y de no estar acorde con las nuevas tecnologías.
  • No se debe exagerar con el uso de los colores, lo básico es que se establezcan dos, y que los mismos no sean de tonalidades fuertes.
  • Aunque parece algo básico, es importante recordar que la redacción debe ser impecable. El documento no debe contener ningún tipo de error ortográfico.
  • A menos que se esté postulando para un cargo a nivel creativo, el papel que se use para plasmar el curriculum debe ser blanco o de color pastel.
  • La fotografía es primordial, que no sea una típica imagen con una pared blanca detrás, pero tampoco se puede usar la que se tiene de perfil en las redes sociales en la playa o en un bar con amigos, la foto debe ser fresca, actual y que dé la impresión de ser un profesional actual, jovial y dispuesto para la acción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: