Reforma

¿Qué aspectos se deben tener en cuenta para un presupuesto de reformas completo y ajustado?

Cuando decidimos llevar a cabo una reforma, bien sea integral o parcial, los recursos económicos disponibles para ello, quizás, son el factor más determinante para garantizar los resultados esperados. En este punto hay que ser muy realistas, planificar con precisión, y además, contar con una empresa responsable y experimentada. 

Para obtener presupuestos de reformas ajustados a la competitividad del mercado, pero que sobre todo, se adapten a nuestras capacidades de pago, es crucial concertar una reunión con los consultores de la empresa seleccionada. Uno de los primeros consejos que los mismos expertos ofrecen, es obtener por lo menos tres presupuestos previos antes de elegir a la empresa que hará los trabajos. Sin embargo, una vez elegida esta empresa, los ajustes y la precisión de tales gastos determinará que todos los detalles estén bien cubiertos, como materiales a utilizar o tiempos de entrega, entre otros. 

Es importante mencionar que los presupuestos son documentos fundamentales para la toma de decisiones ante la realización de obras de cualquier envergadura. Ajustarlos a las capacidades de pago es uno de los objetivos a cumplir, así como también es factible añadir condiciones especiales para pagos a plazos. Por otro lado, es un documento necesario si se quiere solicitar un préstamo o crédito a una entidad financiera, o incluso a la misma empresa de reformas (en caso de que ofrezca este tipo de servicios), con el fin de obtener el dinero para ejecutar el proyecto de la reforma. 

Es un aspecto de gran importancia si se trata de reformas solicitadas por empresas o por comunidades de propietarios. Lo cierto es que el presupuesto en cuestión ejerce un papel muy importante en todos los casos, ya que por ejemplo, cuando se trata de compañías de seguros que deben responder ante las demandas de sus asegurados, este documento es fundamental para tomar las mejores decisiones. 

Qué se debe considerar en un presupuesto de reforma

Lo primero que hay que mencionar, es que ningún presupuesto es igual a otro, por lo que una empresa responsable y profesional, elaborará un presupuesto detallado y personal para cada proyecto y cliente, porque precisamente ninguna obra se parece a otra. 

Una de las razones por las que esta es una verdad absoluta, es porque cada cliente tiene ideas individuales y exclusivas, donde se incluye ubicación del inmueble a reformar, metros cuadrados a intervenir, selección de materiales y mucho más. 

El precio total del presupuesto, también lo determinará la localización del inmueble, ya que los precios no serán los mismos si se trata de una vivienda unifamiliar instalada en una zona urbana, que un piso en una zona residencial popular o una casa rural. Todos estos aspectos se deben tener en cuenta a la hora de elaborar un presupuesto, porque el mismo tendrá que adaptarse a las realidades del mercado en cada entorno.

Si retomamos las condiciones de pago que se deben establecer en un presupuesto, la suma total también puede variar, ya que no será igual pagar por una obra de reforma al contado que tener que pagar a plazos. Esto puede incurrir en un cobro de intereses, por ejemplo, y tales detalles deben incluirse en este documento.  

En todo caso, una empresa seria y responsable tendrá el deber de ofrecer documentos de presupuestos bien detallados y, por otro lado, el cliente tendrá el derecho de hacer todas las preguntas que desee, con el fin de llegar a acuerdos que beneficien al cliente y que cubran a la empresa. 

Se deben tener en cuenta factores que involucran cada proceso de reformas, antes, durante y después; sobre todo, será esencial cubrir los imprevistos que siempre pueden aparecer, independientemente de haber hecho una planificación rigurosa. 

  • Antes de la obra: Las licencias y permisos tienen un coste que debe incluirse en el presupuesto. 
  • Durante la obra: se incluyen aspectos específicos. Aquí se encuentra el grueso del presupuesto: materiales, metros cuadrados a intervenir, complejidad de la obra, áreas a reformar, entre otros. 
  • Después de la obra: Se pueden incluir algunas condiciones que puedan alterar el presupuesto, como puede ser por ejemplo, retrasos en los plazos de entrega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: