Qué es el e-commerce

Qué es el e-commerce: Datos clave

En el nuevo milenio, la manera de hacer negocios ha cambiado drásticamente. Mientras que ciertos contextos nos obligan a participar en comercio electrónico tanto como compradores como vendedores, la importancia del e-commerce ya estaba bastante clara desde antes.

Como mejor ejemplo, tenemos a Jeff Bezos. Es el dueño y creador de una de las plataformas de e-commerce más importantes del mundo. Esta misma plataforma lo ha hecho el hombre más rico del mundo.

Cada vez son más los comercios electrónicos que surgen en nuestro alrededor, cada uno con el potencial de mejorar nuestras vidas. Tenemos, por ejemplo, SAM Friterie Espana SL, un nuevo comercio electrónico. Este es un servicio de entrega que promete con convertirse en una parte muy importante de la vida de todos los españoles en esta década.

Hablemos primero de los diferentes tipos de e-commerce que hay:

Marketplace

Donde cualquiera puede establecer una cuenta como tienda, y colocar sus productos a la venta usando la plataforma que el marketplace te provee. Ejemplos ilustres serían Amazon y Mercadolibre. Es el tipo más popular de e-commerce, y así mismo el tipo más difícil de crear ya que la competencia es gigantesca.

Membresía

Este tipo de comercio online suele recurrir a diferentes tipos de membresías. En lugar de comprar un producto de manera puntual, el cliente se suscribe a una membresía mensual, bimensual, etc. que ofrece diferentes productos. Este tipo de e-commerce puede incluir tienda online, pero no es completamente dependiente de esta.

Tienda Online

Este tipo de comercio es creado directamente por el vendedor o productor. Se crea una página web para venta exclusiva de ciertos productos que, normalmente, no se encuentran en ningún otro sitio. Cuando una marca nace, normalmente sus productos son vendidos o en tienda online o en tienda física con el nombre de la marca. La tienda online también puede existir en plataformas alternativas.

Por qué el e-commerce

Ahora que conocemos algunos tipos de negocios de e-commerce, también es importante que nos paremos a pensar por qué la gente escoge e-commerce en lugar de negocios más tradicionales. Resulta que hay muchas ventajas que encontrar en el e-commerce. Por ejemplo:

Cuesta menos

Cuando con una tienda física -o algo tan simple como una oficina- tendrías que poner una gran cantidad de dinero, con el e-commerce el único gasto es para cosas online. En lugar de tener que alquilar -o hasta comprar- un local hace el simple hecho de comenzar a operar muchísimo más fácil y más asequible.

Más alcance

Mientras que una sede en una gran ciudad puede alcanzar a miles de clientes, no hay límite para la cantidad de clientes a los que se puede llegar en internet. Es más fácil alcanzar a gente que vive en otra ciudad o hasta en otro país. Llega más lejos y a más gente.

Ganancias más altas

Piensa, por un momento, en lo tedioso que es mantener una tienda física para tu empresa. Incluso si estamos hablando de un simple almacén u oficina, tienes que tomar en consideración el coste de transporte, empleados que limpien y/o vigilen el local. Agua, luz, etc; todos estos gastos, que parecen necesarios, terminan restando a tus ganancias.

No hay horarios

El concepto es simple: si estás abierto más tiempo, tus ganancias son más altas. Este modelo es increíblemente efectivo— si estás en el lugar correcto. Internet, por ejemplo, siempre es el lugar correcto. Tu tienda funciona todo el tiempo. Esto da lugar a muchos clientes con horarios inusuales (mejor no hacer preguntas) y sus respectivas compras.

Conclusión

El e-commerce ha sido, sin lugar a dudas, una de las venturas más populares en los últimos años. Es una de las maneras más internacionales de llevar negocios. Con un mundo en el que ya no es tan importante la localización de tu negocio, la gente cada vez se abre más a las posibilidades. Tokyo, New York y Londres todos palidecen en comparación con la población del internet: cuando antes la ciudad en la que estuvieras definía tu alcance, hoy en día no significa nada tu residencia mientras tengas internet.

Y aunque lanzarse de lleno al e-commerce sigue siendo riesgoso, como todo negocio, siempre hay momentos que resaltan las ventajas del e-commerce. Toma la pandemia del 2020: este año ha sido un año terrible para muchos negocios, mientras que muchísimos negocios en el ámbito de e-commerce han duplicado su valor, y forman ahora parte de la vida cotidiana de mucha gente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: