Pulsioximetros

¿Cómo puede ayudarte un pulsioxímetro?

Los pulsioxímetros son instrumentos que hasta hace poco eran bastante desconocidos, pero poco a poco han ido tomando relevancia, sobre todo para deportistas, siendo una herramienta que se asocia con el cuidado de la salud.

¿Sabes para qué sirve este dispositivo? Hoy vamos a contarte un poco más sobre esta herramienta, su función y forma de utilizarlo. Además de los beneficios que tiene para tu rutina diaria y el cuidado de la salud.

¿Qué es un pulsioxímetro y qué mide?

El pulsioxímetro se define como un dispositivo que permite realizar una lectura de los niveles de oxígeno en la sangre de las personas. Este proceso se hace de una forma no invasiva, utilizando métodos fotoeléctricos.

Que es un pulsioximetro

Con esto, se logra determinar si los niveles de oxígeno en sangre se en sangre se encuentran bajos. Algo que se asocia con síntomas como el cansancio y la falta de aliento cuando se realizan pequeños esfuerzos durante las diferentes labores cotidianas.

Esta es una herramienta muy útil para los deportistas, quienes por la propia actividad física requieren del control de los niveles de oxígeno en sangre. Un dato importante que puede ayudarles a conseguir un máximo rendimiento.

¿Cómo se utiliza un pulsioxímetro?

Lo que hace este dispositivo es emitir una pequeña luz infrarroja que tiene la capacidad de traspasar los tejidos hasta determinar la cantidad de hemoglobina, una proteína que en el sistema circulatorio se encarga de transportar las moléculas de oxígeno.

Esta lectura se puede realizar en los lóbulos de las orejas, los dedos de las manos y de los pies, simplemente tocando la superficie de dispositivo. Entonces, la pantalla mostrará la lectura que ha obtenido.

Resulta no invasivo, indoloro, sencillo de usar y muy rápido. Además por lo general, es un aparato de bajo precio y con un tamaño cómodo para transportarlo.

Tipos de pulsioxímetros

Adicionalmente al ya descrito, existen otros tipos. El portátil, por ejemplo, se trata de un equipo profesional que usualmente se adquiere en clínicas y trabaja con un sensor adherido al dedo para mantener un monitoreo constante.

También existe el pulsioxímetro de muñeca, cuyo sensor se ubica de la misma forma que un reloj. Es bastante útil para quienes no pueden soportar la incomodidad del sensor sobre el dedo por periodos de tiempo demasiado largos.

¿Cómo puede ayudarte un pulsioxímetro en tu vida cotidiana?

Uno de los principales usos de este dispositivo es en el ámbito deportivo. Los atletas pueden conseguir una mejora en el rendimiento, siendo esencial para aquellos que realizan entrenamientos en alturas, donde la falta de oxígeno puede afectar el funcionamiento del cerebro.

Estos accesorios son ideales para deportistas cuyos entrenamientos ponen a prueba sus capacidades pulmonares. Con ellos, se pueden tener datos referenciales para medir la resistencia y el nivel de oxigenación de la sangre durante los entrenamientos.

Así mismo, permite conocer cuál es el ritmo de recuperación después de los entrenamientos. Algo que resulta fundamental para mejorar las capacidades físicas de los atletas.En la vida cotidiana es la herramienta perfecta para detectar la hipoxia, o disminución de oxígeno en sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: